Hoy por hoy, todavía hay muchas consecuencias del Brexit que no habían sido previstas. Una de ellas afecta directamente a las mujeres, según un informe. Y es que muchas tendrán que dejar sus trabajos para cuidar a personas mayores.

Publicidad

Probablemente, pocas mujeres británicas pensaron al votar a favor del Brexit que tendrían que abandonar sus trabajos para cuidar a sus mayores. Pero, al parecer, es una de las consecuencias de la marcha de Reino Unido de la UE. Un efecto colateral no previsto, según reza un informe publicado esta semana.

La evaluación del Departamento de Salud de Reino Unido ha creado un dossier de 37 páginas en el que se examina el papel del personal de la UE en los servicios del país.

El informe advierte que un número creciente de personas, especialmente las mujeres, podrían verse obligadas a dejar sus trabajos. El objetivo sería dar “cuidados informales” a padres y abuelos ancianos. Y es que la salida del Reino Unido llevará al país a tener una gran falta de personal sanitario.

En el peor de los casos, aseguran, si se prohíbe a inmigrantes de la UE ir a Reino Unido, faltarán alrededor de 6.000 médicos, 12.000 enfermeros y 28.000 cuidadores en un plazo de cinco años.

Personal español

Entre los muchos médicos, enfermeras y cuidadores de la UE en Reino Unido, un nutrido grupo de españoles. En diciembre de 2017 eran ya 6.979 los sanitarios que desempeñaban su trabajo en las islas. De todos ellos, 4.304 son enfermeros seleccionados en muchas ocasiones directamente aquí en España.

Y es que Reino Unido ha acudido en masa, en los últimos años, a reclamar personal sanitario a países de la UE. Aunque el país que más profesionales aporta es India, con 18.252 trabajadores.

Publicidad

Comentarios