La Iglesia de Chile ha lanzado un polémico manual contra los abusos sexuales infantiles que ha tenido que retirar de inmediato. Además, han pedido disculpas tras las críticas.

Publicidad

La Iglesia de Chile ha tenido que pedir disculpas por la publicación en su web de un manual dirigido a sacerdotes. En él, alertaba contra los abusos sexuales infantiles con frases como “tocar los genitales” o “dormir” con niños. En un momento en el que la institución se enfrenta además a un número creciente de denuncias por este delito.

El documento ‘Orientaciones que fomentan el Buen Trato y la Sana Convivencia Pastoral’ fue publicado el pasado jueves en la web del Arzobispado de Santiago. Sin embargo, fue retirado al día siguiente, en la misma jornada en la que el Vaticano expulsó al curo Fernando Karadima por abusos sexuales.

“Hemos pedido perdón. Ahí hay errores, quizás parte de nuestro error es que nosotros quisimos traer cosas de otras culturas”, ha dicho el obispo auxiliar de Santiago, Cristián Roncagliolo. También añadió que el documento será revisado “especialmente en algunos aspectos para decir con palabras muy nuestras lo que es delito es delito, lo que es crimen es crimen”.

El Arzobispado ha asegurado que se corregirán “ciertos contenidos (…) que no son adecuados”. También que es un documento que tendrá que ser perfeccionado antes de entrar en vigor en abril de 2019.

Expresiones polémicas

Los medios chilenos fueron los primeros en advertir de lo “inapropiadas” de ciertas expresiones. Entre otras cosas, no se condena sino que lleva a debate actitudes que “el niño no acepta y rechaza”. Entre ellas “abrazos demasiado apretados”. También “dar palmadas en los glúteos y tocar el área de los genitales”.

El polémico texto advertía también contra “recostarse o dormir junto a niños, niñas o adolescentes”. También “dar masajes” o “besar en la boca a los niños, niñas, adolescentes o personas vulnerables”.

Publicidad

Comentarios