El actor Arturo Fernández ha muerto a los 90 años de edad en Madrid, horas después de ser ingresado por problemas de salud. Su fallecimiento pone fin a una biografía marcada por el teatro y el cine, donde se convirtió en el galán por excelencia.

Publicidad

Horas después de ser hospitalizado por problemas de salud que no han trascendido, el actor Arturo Fernández se apagaba para siempre. A los 90 años, moría el eterno galán del cine y teatro español. Un dandy que hizo de la seducción su arma principal en escena.

No era la primera vez este año que tenía que cancelar su obra ‘Alta seducción’, en el teatro Amaya de Madrid. Ya el pasado mes de abril, unos fuertes dolores de espalda le obligaron a tomarse un descanso, cuando se encontraba de gira con la mencionada obra, en la que comparte escenario con la actriz Carmen del Valle.

Además, tuvo que ser operado del estómago y sufrió una caída en la que se fracturó una pierna.

Este jueves, Fernández no superaba su último bache y moría en Madrid a los 90 años de edad. Casi en el escenario, como él quería.

Biografía

Nacido el 21 de febrero de 1929 en Gijón (Asturias), Arturo Fernández creció en una familia humilde y sin padre, que tuvo que huir de España tras la Guerra Civil por su condición de anarquista.

Fue en 1950 cuando decide trasladarse a Madrid. Sin intención alguna de dedicarse a la interpretación, recala en el cine como figurante. Una manera de tener sustento en la capital. Gracias a eso comienza a interpretar pequeños papeles en película de Rafael Gil.

Pronto pasa al teatro, con la compañía de Teatro de Cámara y Ensayo, dirigida por Modesto Higueras. Y, después, en las de Conchita Montes y Rafael Rivelles. 

Su primer papel protagonista en el cine llegaría en ‘Distrito Quinto’, en 1957. Hasta los 70 participa en películas como ‘La Casa de Troya’. ‘Camino del Rocío’, ‘La viudita naviera’ o ‘No desearás la mujer de tu prójimo’. Alcanza gran popularidad con ‘La tonta del bote’, junto a Lina Morgan. Una cinta en la que ya explota su faceta como galán de cine. El eterno dandy y seductor en pantalla.

A veces cínico, siempre conquistador, logra crearse un personaje a medida que continúa desempeñando en su actividad teatral. Obras como ‘Un hombre y una mujer’, ‘Dulce pájaro de juventud’, ‘Homenaje’, ‘La chica del asiento de atrás’ o ‘Esmoquin’ son algunos ejemplos de ello.

Aunque centrado en teatro tras su paso por el cine, Arturo Fernández también triunfó en televisión. Recordadas son sus series ‘Truhanes’, ‘Como el perro y el gato’ o ‘La casa de los líos’, quizá la más conocida y popular de todas ellas. Una ficción en la que llegaba a la autoparodia de ese galán de tintes cómicos en el que se había convertido delante de la cámara.

A sus 90 años, con varios premios a sus espaldas, el actor tenía su propia compañía teatral.

Vida personal

Arturo Fernández se casó por primera vez con María Isabel Sensat Marqués en 1967. Con ella tuvo tres hijos, aunque se separaron en 1978. María Isabel, Arturo y María Dolores le hicieron además abuelo de tres nietas y un nieto.

Poco después conocería a la que hoy es ya su viuda, Carmen Quesada. Por aquel entonces, ella tenía 21 años. Él ya había cumplido los 50. Pese a la diferencia de edad, se casaron en 1980 y llevaban juntos desde entonces.

Publicidad

Comentarios