A la espera de la autopsia, ya hay cosas que sí se saben de la muerte de Blanca Fernández Ochoa, quien fue hallada junto a toda su medicación recetada. Cada vez cobra más fuerza la hipótesis de que su fallecimiento no fuera accidental.

Publicidad

Los forenses han terminado ya la autopsia preliminar del cuerpo sin vida de Blanca Fernández Ochoa. Sin embargo, los resultados de este primer examen no se conocerán hasta dentro de unas horas. Siempre y cuando, además, la familia quiera hacerlos públicos. Este primer informe arrojará luz sobre la causa de la muerte de la deportista, que fue hallado junto a toda su medicación recetada.

A primera hora de este jueves, seis miembros de la policía científica entraban en el Anatómico Forense. Salían entorno a las 13:00 horas, con pruebas que analizar a partir de ahora. Un poco antes, Luis Fernández Ochoa abandonaba la sede del Anatómico Forense acompañado por técnicos de una funeraria.

Se encargaba así de los trámites para reclamar el cuerpo y comenzar a preparar el velatorio. Al parecer, la familia ya ha reservado sala en el tanatorio de Cercedilla para este mismo jueves a partir de las 19:00 horas.

Lo que ya parece confirmado es que Blanca llevaba consigo toda la medicación que tomaba. Recetada y para tratar sus problemas psicológicos diagnosticados. Medios como ‘ABC’ han asegurado ya que el cadáver no presentaba signos externos de violencia. Por tanto, la hipótesis del accidente pierde fuerza.

Además, junto al cuerpo de la esquiadora se habrían encontrado los medicamentos y una botella de vino que se desconoce si pertenecía a Blanca. Los investigadores están ya analizándola para buscar huellas que determinen si era suya.

Habrá que esperar a las pruebas toxicológicas para saber si Blanca se tomó su mediación o no y en qué dosis. Los resultados podrían tardar hasta un mes en aparecer.

La autopsia revelará también el momento exacto de la muerte. A pesar de eso, ya se sabe que la medallista olímpica llevaba entre siete y diez días cuando encontraron su cadáver. El cuerpo aparecía además en una “posición natural”, por lo que los investigadores han descartado una caída desde gran altura.

De hecho, la Policía baraja casi desde el principio que se tratara de una desaparición voluntaria. La autopsia revelará si esto fue así y si Blanca decidió acabar con su vida de manera voluntaria.

Incineración

Pese a las informaciones contradictorias, ni la familia ni la Policía ha encontrado ninguna carta personal que indique que Blanca iba a quitarse la vida.

Mientras se dirimen las pesquisas policiales, sus hijos han comentado su intención de incinerar el cuerpo de la esquiadora. Sin embargo, tendrá que ser un juez el que lo autorice. De no hacerlo, la familia tendrá que inhumar el cadáver. Todo dependerá de ese informe preliminar y de la investigación.

La intención es incinerar el cuerpo de Blanca este viernes a partir de las 11:30 horas en Pozuelo de Alarcón. Siempre y cuando obtengan ese permiso judicial, que podría demorarse hasta el fin de semana. De hecho, aunque los familiares han reservado sala en el tanatorio de Cercedilla, el juez podría retrasar hasta el sábado la entrega del cadáver a su familia. Un tiempo en el que el cuerpo de la esquiadora permanecería en el Anatómico Forense para realizarle pruebas adicionales.

Publicidad

Comentarios