Alex Salmond, ex primer ministro de Escocia, ha contestado a la acusación de agresión sexual con la que se ha encontrado esta semana. Asegura que es “evidentemente ridícula”.

Publicidad

El ex primer ministro de Escocia Alex Salmond ha negado rotundamente las acusaciones de agresión sexual que han aparecido esta semana. Unos hechos que habrían sucedido durante su mandato.

Salmond ha enviado una refutación pública sobre el informe que el ‘Daily Record’ ha sacado a la luz. En él se explica que las acusaciones del personal relacionadas con el ex primer ministro han sido remitidas ya a la policía. Y serán investigadas.

Según esta acusación, la víctima de la supuesta agresión sexual es una empleada de la residencia oficial del primer ministro de Escocia, situada en Edimburgo. Y se sitúan los hechos en el año 2013.

En su alegato, Salmond no ha dudado en asegurar que llevará al Gobierno escocés a los tribunales. Argumenta que se le ha negado la oportunidad de contestar adecuadamente las acusaciones.

Respuesta en Twitter

En Twitter, el ex primer ministro escocés describe las acusaciones como “evidentemente ridículas”. Desde hace meses, dice, Salmond ha “intentado persuadir a la Secretaria Permanente del Gobierno de Escocia, Leslie Evans de que se está comportando de manera ilegal”.

Además, considera que el procedimiento de Evans ha sido “groseramente injusto”. Y dice que ello conduce a “resultados perjudiciales”.

Desde el gobierno escocés, un portavoz del Gobierno ha dicho que “defendería su posición vigorosamente”. “Es vital que cualquier acusación de acoso sea tratada con seriedad e investigada exhaustivamente”, ha dicho. “Independientemente de la identidad de la parte involucrada”, añade.

Salmond renunciaba a su cargo como primer ministro en 2014. Y lo hacía después de perder el referéndum de independencia.

Publicidad

Comentarios