‘Secretos de Estado’ afianza su poder en la noche del miércoles y logra su cuarta victoria consecutiva. La ficción de Telecinco marca un 11,6% de share pero alcanza picos de hasta el 14,3% de cuota de pantalla.

Publicidad

El cuarto capítulo de ‘Secretos de Estado’ dio una nueva alegría a Telecinco. La serie lidera sin problemas el prime time del miércoles, siendo lo más visto de la noche. Una nueva victoria que afianza el poder de la ficción, que vivió su punto más álgido hacia el final del episodio, cuando ‘Alberto Guzmán’, el presidente, no dudaba en pedir el divorcio a su mujer, ‘Ana Chantelle’.

Rondaban las 00:07 horas de la noche cuando ‘Secretos de Estado’ marcaba un estupendo 14,3% de share. El pico más alto del capítulo. Coincidía en el momento en que ‘Guzmán’ entregaba a ‘Ana’ una carpeta. Pero ésta no contenía ni documentos oficiales ni los secretos del CNI. Eran los papeles de su divorcio. Algo que dejaba sin palabras a la Primera Dama. En ese momento, además, está presente ‘Paula’, lo que puede dar a entender que ambos han orquestado todo para quitarse a ‘Chantelle’ del medio.

‘Secretos de Estado’ lideraba así una semana más, logrando una media de 1.603.000 espectadores y superando a todos sus rivales.

Así, ‘Maestros de la costura’ se quedaba con un 11,2% de share y una media de 1.294.0000 espectadores. Por su parte, la serie de Antena 3 ‘Matadero’ se mantiene con una audiencia fiel pero que no pasa del 9,2% de share y 1.254.000 espectadores esta semana.

Buen arranque sin embargo de ‘Bake Off España’ en Cuatro. El nuevo reality de cocina, dedicado a la repostería, lograba un 8% de share y una media de 1.008.000 espectadores. Por último, La Sexta no puede pasar del 6,1% de cuota y 826.000 espectadores con la película ‘Ricki’, protagonizada por Meryl Streep.

Las claves del cuarto capítulo

La cuarta entrega de ‘Secretos de Estado’ dio para mucho. ‘Ana Chantalle’ había lanzado un órdago al presidente, pidiendo entrar en política y tener un puesto de peso en el Gobierno. Sin embargo, cuando pensaba que había cantado victoria, recibía un golpe que puede cambiar su vida para siempre.

La relación entre el presidente y su mujer atraviesa su momento más crítico. Aprovechando uno de los pocos acercamientos entre ambos, ella no duda en pedir un puesto en el Ejecutivo. Él accede sin dudar, prometiendo que ‘Ana’ será vicepresidenta y portavoz del Gobierno.

Sin embargo, y cuando parece que todo está de cara para la Primera Dama, el presidente no duda en presentarle los papeles del divorcio, con ‘Paula’ presente. La jefa de prensa jugaba un papel muy importante en todo el capítulo, desvelando al agente del CNI ‘Carlos Castillo’ que ‘Chantalle’ es la verdadera responsable del intento de asesinato de ‘Guzmán’. Y lo sabe porque ella misma, dice, fue su cómplice.

Por otra parte, al jefe de seguridad, ‘Andrés’, se le acumulan los problemas. Su habitual sangre fría no le ha salvado de caer en los brazos de ‘Laura’, la hija del presidente. Sin embrago, no deja claro si es sólo pasión o hay algo más detrás.

Quien también sucumbe a las pasiones de la carne es ‘Gutiérrez Casas’. El hasta ahora discreto con su vida privada descubre que tiene un amante.

Como es habitual, el final del capítulo mostraba un avance de lo que podrá verse en el siguiente, donde las tramas seguirán enredándose y los planes por estar en el poder se multiplicarán y enfrentarán a unos personajes con otros.

Publicidad

Comentarios