La reaparición del líder de Daesh, Al Bagdadi, justo ahora, llama la atención. Y es que tras un año desaparecido, lanza un mensaje de lucha del autodenominado Estado Islámico.

Publicidad

El líder del autodenominado Estado Islámico (o Daesh), Abu Bakr al Bagdadi, ha reaparecido. Un año después de su último mensaje, lanza otro en el que llama a sus seguidores a continuar luchando. Su vuelta a escena, justo ahora, es sin duda una manera de intentar tapar los fracasos de la organización. Y es que, en la actualidad, ha perdido casi todo su poder en Irak y Siria.

Por primera vez en todo un año, Daesh comparte un mensaje que atribuye a su líder. Y es que no puede ser verificada, ya que se trata sólo de un audio. Según la organización, ha sido el propio Al Bagdadi el que ha grabado el mensaje. El primero desde el 28 de septiembre de 2017.

Es la primera vez también que se puede escuchar al líder del Estado Islámico desde la derrota del mismo en Irak el pasado mes de diciembre. Algo que les hizo perder casi todo el territorio en Siria.

En la grabación, de 54 minutos, Al Bagdadi advierte a sus seguidores de que “si los fieles abandonan su religión, su paciencia y la yihad contra el enemigo, van a ser derrotados”. Así, anima a éstos a seguir luchando.

También comenta las noticias de actualidad. Entre ellas, las sanciones de EEUU sobre TurquíaIrán, Rusia y Corea del Norte. También cómo Rusia tiene pensado bombardear la región norteña siria de Idleb.

Rumores de muerte

La reaparición de Al Bagdadi en este preciso momento es una manera de acallar los rumores sobre su posible muerte. Especulaciones que llevan meses sobre la mesa, sobre todo desde que en 2017 el ministerio de Defensa ruso asegurara que había muerto en Al Raqa, la que era capital del Estado Islámico en Siria.

“Las llamas de la batalla no se han apagado”, dice al final de su mensaje. Deja claro así, entre versos del Corán, que su lucha terrorista sigue. Y anima a “alzar las armas”.

El mensaje llega, además, en un momento en el que Daesh está acorralado en el desierto sirio.

Publicidad

Comentarios