¿Error de protocolo o salvación? El gesto de Juncker apartando a Pedro Sánchez de los periodistas en Bruselas se convertía en la anécdota del día.

Publicidad

Pedro Sánchez vuelve a protagonizar un momento que se convertía en la anécdota del día en Bruselas. Jean-Claude Juncker le apartaba de los periodistas en un gesto que ha sido interpretado de dos maneras. Por un lado, los que creen que se trató de un error de protocolo del presidente español. Y, por el otro, los que aseguran que fue una manera de salvación.

Todo comenzaba con el posado de Juncker y Sánchez ante los periodistas. Uno de ellos preguntaba al presidente español: “Presidente, ¿ha autorizado a Iglesias a negociar los Presupuestos en la prisión?”.

Precisamente Sánchez acudía a Bruselas a defender los Presupuestos de su Gobierno ante la Unión Europea. Y no dudó en responder, incluso adelantándose a Juncker un par de pasos.

Aunque al principio Sánchez hace oídos sordos a la pregunta y se limita a posar, después termina contestando. “A Juncker, sobre todo, quiero mostrarle nuestra colaboración…”, decía el presidente español, a quien no le daba tiempo a decir nada más.

En ese momento, Juncker se le adelantaba y cogiéndole por el hombro, le apartaba de los periodistas. Le dejaba con la palabra en la boca.

A Sánchez parece cambiarle la cara por completo en cuanto nota la mano de Juncker. Y se deja arrastrar fuera de plano y apartarse de los periodistas.

¿Error o salvación?

Lo que algunos interpretan como un error de protocolo de Pedro Sánchez, otros lo ven como un gesto de salvación de Juncker.

En el primer caso, algunos aseguran que el presidente español intentaba ‘vender’ sus Presupuestos a los medios. Y que no era el momento de hablar de ello. Los menos críticos, aseguran que Juncker solo intentó librar al líder del Ejecutivo de decir algo inapropiado y contestar en un momento en que no tocaba.

Publicidad

Comentarios