“Gibraltar es una parte vital del pasado, del presente y del futuro del Reino Unido”. Con esa frase, Theresa May vuelve a dejar claro a España que el Brexit no cambiará el carácter británico del Peñón.

Publicidad

Theresa May no quiere dejar un resquicio a la duda: Gibraltar seguirá siendo británico tras el Brexit. La primera ministra de Reino Unido ha aprovechado un breve encuentro con Fabián Picardo, ministro jefe del Peñón, para lanzar una advertencia a España.

Gibraltar es una parte vital del pasado, del presente y del futuro del Reino Unido. Es un placer haber hablado con Fabian Picardo esta noche, y ¡gracias por la camiseta de Gibraltar!”, ha indicado May en su cuenta de Twitter.

La primera ministra del Reino Unido ha compartido este mensaje junto a un vídeo en el que se ve como Picardo le regala una camiseta de la selección de fútbol de Gibraltar con su nombre a la espalda y el número 10.

“Sincero agradecimiento a ti, Theresa May, por tomarte tiempo para estar con nosotros y una vez más mostrar tu profundo apoyo a Gibraltar. Todos nosotros en el Peñón estamos orgullosos de contar contigo como nuestro número 10“, ha respondido Picardo en esta misma red social.

Una abrumadora mayoría de gibraltareños votaron a favor de la permanencia en la UE durante el referéndum celebrado en 2016. Pese a ellos, hace unos días, May ya dejó claro el compromiso histórico de Londres con Gibraltar y advirtió de que esto “no cambiará” tras el Brexit. “Entramos en la Unión Europea juntos y vamos a irnos juntos”, subrayó.

Según la primera ministra británica, “el Gobierno de Gibraltar está totalmente implicado en las negociaciones”, si bien el Ejecutivo de Picardo reconoció en agosto que se prepara para “todos los posibles desenlaces”, incluida la hipótesis de que haya un Brexit sin acuerdo de las partes.

En lo que no existe ninguna discrepancia entre Londres y el Peñón es en la defensa del carácter británico de este último territorio. En este sentido, la ‘premier’ británica descartó recientemente cambio alguno: “Mientras el pueblo de Gibraltar quiera seguir siendo británico, británico es lo que seguirá siendo”.

Una oportunidad para España

Por su parte, el Gobierno español asegura que las negociaciones del Brexit propician la coyuntura idónea para negociar con el Reino Unido un cambio en las condiciones de Gibraltar. Las principales reivindicaciones españolas tienen que ver con el régimen fiscal en el Peñón, el precio del tabaco en la colonia británica, la pesca, el uso de su aeropuerto y la estabilidad de los trabajadores españoles.

En los últimos días, el ministro de Exteriores, Josep Borrell, ha explicado que España no utilizará las negociaciones para reclamar la soberanía del Peñón, ya que la prioridad es mejorar la situación de la zona del Campo de Gibraltar. Esta postura no supone “ninguna renuncia” sobre la reivindicación histórica de España de recuperar el control del Peñón, pero el diálogo sobre el Brexit no es el marco adecuado, explicó el ministro.

Según el jefe de la diplomacia española, Gibraltar no puede ser “el último obstáculo en el camino hacia el acuerdo del Brexit, y el objetivo debería ser que fuese “el primer paso” para ese pacto. “Me preocupa mucho más la situación en el Campo de Gibraltar que la soberanía”, indicó Borrell.

Publicidad

Comentarios