El líder del PP irrumpe en la escena europea apoyando al miembro más controvertido de la familia democristiana: el primer ministro húngaro Viktor Orbán. Le agradece su respaldo frente al independentismo catalán, critica el posible castigo a Hungría y pide que su formación no sea expulsada del Partido Popular Europeo.

Publicidad

Viktor Orbán, aislado por los principales líderes de la Unión Europea por sus reiteradas violaciones de los Derechos Humanos, ha encontrado un inesperado apoyo en España. Se trata del presidente del PP, Pablo Casado, que ha agradecido al primer ministro húngaro su respaldo frente al desafío secesionista catalán y que ha abogado por que su formación política, Fidesz, no sea expulsada del Partido Popular Europeo.

“El grupo parlamentario popular europeo tiene muy presente que Hungría, cuando España ha solicitado apoyo a la hora de encarar el proceso independentista, siempre ha estado con España“, ha declarado el político español a su llegada a la cumbre del Partido Popular Europeo celebrada en la ciudad austriaca de Salzburgo.

Estas palabras de Pablo Casado llegan una semana después de que el pleno del Parlamento Europeo haya votado por primera vez en la historia a favor de aplicar el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea, el conocido como ‘botón nuclear’, contra Hungría. Este mecanismo abre la puerta a sanciones contra el Gobierno de Orbán, que podría llegar a perder su derecho de voto en la Comisión Europea.

En esa votación en la Eurocámara, ya llamó la atención que tres eurodiputados populares españoles votaran contra esa decisión y el resto de la delegación conservadora de España se abstuvo o no participó en la votación.

Pablo Casado, que ha asegurado que desde la dirección nacional no se dio ninguna orden a sus eurodiputados en el sentido del voto, se ha mostrado también contrario a que el Partido Popular Europeo (PPE) expulse de sus filas a la formación de Orbán.

Pablo Casado y Viktor Orbán participan en la cumbre de líderes del Partido Popular Europeo
Pablo Casado y Viktor Orbán participan en la cumbre de líderes del Partido Popular Europeo

Critica el doble rasero en la UE

Asimismo, ha considerado que la Eurocámara no tiene competencia para analizar la situación de los derechos fundamentales en un Estado miembro. “Nosotros lo que hemos dicho es que el Parlamento Europeo no es el órgano competente para hacer eso y, por eso, nos hemos abstenido”, ha comentado.

Casado ha añadido que, junto con Hungría, también hay “dudas” sobre los primeros ministros socialdemócratas de Malta y Eslovaquia, donde en los últimos meses se han producido asesinatos de periodistas. Igualmente se ha referido a la primera ministra rumana, también socialista y cuya formación política se ha visto afectada por casos de corrupción.

“Lo que pasa es que como son del partido socialista, parece que no se tiene en cuenta en la prensa nacional que allí hay también conculcación de la labor de los periodistas y casos bastante escabrosos respecto a la libertad de expresión sin resolver”, ha apuntado.

Así, ha indicado que el PP defiende la libertad y la democracia pero está “en contra de los dobles raseros que sólo centran la atención cuando un partido de centro derecha hace algo mal y no cuando otros partidos de izquierda lo hacen”.

Publicidad

Comentarios