El anuncio de Angela Merkel de que no repetirá como candidata a la cancillería alemana en 2021 y de que dejará la dirección de su partido, la CDU, ha abierto la carrera por la sucesión.

Publicidad

El principio del fin de la carrera política de Angela Merkel comenzó oficialmente este lunes. Tras las sucesivas debacles electorales en los comicios regionales de Baviera y Hesse, la canciller alemana anunció que no repetirá como candidata en 2021 y que dejará la dirección de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (UCD). Este movimiento ha abierto de lleno la carrera por la sucesión. Varios nombres suenan ya como candidatos al cargo que dejará vacante Merkel en el congreso que celebrará su formación en diciembre en Hamburgo.

Annegret Kramp-Karrenbauer

La actual secretaria general de la CDU, conocida por las siglas de su nombre como AKK, fue aupada como número dos del partido por la propia Merkel el pasado febrero. De 56 años y considerada centrista dentro del bloque conservador, se le conoce en Alemania como la “mini Merkel”.

Antes de desembarcar en Berlín, fue primera ministra del pequeño Estado de Sarre (sur de Alemania), donde gobernó entre 2011 y 2018 en coalición Jamaica -Verdes, Liberales y conservadores- y en gran coalición con los socialdemócratas. Estudió derecho, es católica opuesta al matrimonio gay. Tiene tres hijos.

Jens Spahn

Actual ministro federal de Sanidad, se le considera uno de los mayores críticos con Merkel desde que esta decidió abrir las fronteras a los refugiados sirios en 2015. La canciller lo llevó al Gobierno la pasada primavera para contentar al ala más dura de la CDU. Se considera a sí mismo un político de la Alemania rural del noroeste y escéptico con las élites que apuestan por la globalización.

De 38 años y diputado del Parlamento desde 2002, veteranos del partido como el exministro de Finanzas Wolfgang Schäuble le alaban como estrella ascendente. No obstante, sus críticas a la política migratoria de la canciller también le han restado simpatías en las filas de la CDU. Spahn es católico, pero pese a la oposición de su iglesia, está casado con Daniel Funke, periodista.

Friedrich Merz

Miembro del ala más conservadora de la CDU y rival histórico de la canciller, Merz regresa al primer plano político tras 14 años. En 2002, Merkel le apartó de la dirección del grupo parlamentario de la formación para afianzarse como líder en el camino hacia la cancillería.

De 62 años y abogado, Merz permaneció en el Bundestag hasta 2009, cuando dio el paso al sector privado, donde ahora es miembro de varios consejos de empresas, entre ellas la filial alemana del fondo de inversión BlackRock. Está casado con una juez, Charlotte Merz, y tiene tres hijos.

Publicidad

Comentarios