La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (FAMMA-Cocemfe Madrid) y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), dentro del acuerdo de colaboración que ambas entidades tienen suscrito, ponen en marcha un sistema de coordinación y de atención a pacientes con discapacidad que tengan serios problemas de movilidad para desplazarse o que vivan solos. En definitiva, que tengan dificultades para acercarse a su oficina de farmacia.

En palabras del presidente de FAMMA, Javier Font, “se trata de trabajar conjuntamente y de manera coordinada con las oficinas de farmacia para facilitarles el trabajo y también para que nuestros usuarios no queden desatendidos por sus dificultades de movilidad  o porque vivan solos. En definitiva, queremos garantizar la toma de sus medicamentos”.

Por su parte, Luis González Díez, presidente del COFM, añade que “los farmacéuticos trabajamos por la salud de todos los ciudadanos pero, en especial, de aquellos colectivos que más ayudan necesitan y así favorecer la accesibilidad al medicamento de las personas con discapacidad. Estamos a su lado, saben que pueden contar con una asistencia con carácter de urgencia para quienes no pueden desplazarse a la oficina de farmacia”.

Las personas afectadas por este convenio, tendrá que ponerse en contacto con la Federación a través del teléfono de contacto, 91 593 35 50 comunicando la situación y aportando la oficina de referencia a la que habitualmente acuden en un estado normal para adquirir sus medicamentos. La organización se pondrá en contacto con el colegio para que, a su vez, este garantice la dispensación de su medicación en el domicilio. Si no fuera posible, la farmacia habitual, se determinará la siguiente más cercana para resolver el acercamiento al domicilio. A través del colegio se garantizará la seguridad en la gestión, pues se pondrá en contacto a los interlocutores entre sí, que directamente intervienen en esta actuación.

En muchos casos, hablamos de pacientes polimedicados y con pluridiscapacidad que requieren de este tipo de atención  para proteger su salud en plena pandemia por el COVID19.

En estos momentos, más que nunca, es importante que las organizaciones unan sus esfuerzos para garantizar y facilitar el trabajo para que, tanto las farmacias, como los usuarios, puedan estar coordinados y que el resultado de dicha actuación, evite que se acentúa los programas de salud la desafección de los tratamientos a personas que tienen serios problemas para desplazarse por cuestiones, en muchos casos con un alto grado de vulnerabilidad social.

Se facilitará así la interacción entre usuario y farmacia de referencia para que no surja la desafección de los tratamientos o problemas de salud por salir de su vivienda en una situación nada recomendable.

Comentarios