Dulceida ha respondido a las críticas por su viaje a África pero lejos de arreglarlo, ha terminado armando aún más lío. A la instagramer no le ha salido bien su intento de disculpa, provocando más comentarios negativos.

Publicidad

La influencer Dulceida no atraviesa un buen momento. A la instagramer le está cayendo un aluvión de críticas por su viaje a África. Concretamente, a Sudáfrica. Allí ha hecho turismo junto a su mujer, Alba Paul, pero también ha posado con niños y se ha dado un baño en una ciudad que se ha declarado sin agua ni reservas.

Las críticas por su falta de sensibilidad por la seguía del país son muchas. También quienes acusan a Dulceida de mostrar una imagen hipócrita y falsa en sus publicaciones sobre el viaje. Sobre todo, tras presumir de haber regalado unas gafas de sol a los niños que han posado para ella en Ciudad del Cabo.

Con el objetivo de capear el temporal y responder a las críticas, Dulceida emitía un mensaje en Twitter que armaba aún más lío.

Dulceida hacía una lista de respuestas que iban en cinco puntos, pero que numeraba del 1 al 6, saltándose el número 3.

Ella misma publicaba otro mensaje con el 3, junto al emoticono de la flamenca bailando. Una manera de responder a las nuevas críticas por no haber puesto bien los números.

Y es que no eran pocos los que señalaban la metedura de pata de la influencer. Muchos hacían hincapié en que la instagramer llamaba “ignorantes” a sus ‘haters’ cuando en realidad ella lo era mucho más.

Reacciones de amigos

Conocidos rostros de las redes y amigos de Dulceida han salido en su defensa. Algunos, con decisiones que han sorprendido a muchos. Entre ellos, Javier Ambrossi. El director de ‘La Llamada’ ha asegurado que abandona Twitter tras toda la polémica.

Y especifica que es porque “no quiero seguir participando de esta falsa realidad donde constantemente se falta al respeto a los demás, se acosa, se multiplican mentiras, se exageran cosas, se general falsos ríos de opinión y que, la verdad, muchas veces me hace sentir mal”.

“Creo que estamos llegando a unos límites de radicalismo que no comparto y que rozan el peligro. Respeto profundamente la libertad de expresión pero no quiero participar de este juego. Os quiero. Nos vemos en Instagram”, terminaba en su comunicado.

Dicho y hecho. El actor y director cerraba su perfil. En Twitter ya es imposible encontrarle.

Publicidad

Comentarios