El embajador de Israel en España recrimina tanto a la alcadesa de Madrid, Manuela Carmena, como al Real Madrid la recepción de la joven palestina Ahed Tamimi.

Publicidad

El embajador de Israel en España, Daniel Kutner, ha expresado su malestar en los últimas horas tanto con el Real Madrid como con el Ayuntamiento de Madrid. ¿La razón? Que ambas instituciones hayan recibido a la activista palestina Ahed Tamimi.

Tamimi, de 17 años, fue liberada a finales de julio tras ocho meses encarcelada por abofetear a un soldado israelí en la localidad cisjordana de Nabi Salé, donde el Ejército había acudido para contener las protestas contra la decisión de Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital israelí. Esa imagen dio la vuelta al mundo con un vídeo que se hizo viral en el que aparecía abofeteando al soldado en su casa pocas horas después de que otros soldados hubiesen disparado en la cabeza con una bala de goma a su primo, de 15 años, dejándole en coma y con secuelas permanentes.

Después de que el Consistorio madrileño la recibiera el viernes en un acto en la Casa de la Villa, el embajador israelí ha enviado una carta a Carmena en la que asegura que Tamimi “no es un símbolo de la resistencia no violenta, sino más bien todo lo contrario”. “Es una agitadora, influenciada desde su infancia, por la permanente incitación palestina que sigue promoviendo la violencia en contra de los ciudadanos israelíes”.

Además, subraya el embajador, “ha sido grabada en numerosas ocasiones agrediendo a soldados israelíes, insultándoles y expresándose a favor del terrorismo y de los ataques suicidas“, además de haber promovido en los últimos años “el boicot contra el Estado de Israel”. Estas acciones le han hecho granjearse los elogios de grupos terroristas como Yihad Islámica o Hezbolá, añade Kutner.

“Señora alcaldesa, estoy convencido de que en estos tiempos no necesitamos buscar símbolos falsos, ni incitar a la violencia y al boicot, sino promover el entendimiento, el diálogo y la coexistencia”, sostiene el embajador israelí.

Kutner considera que el hecho de que Tamimi fuera recibida en el Ayuntamiento “no solo alienta a los partidarios de la violencia ejercida contra ciudadanos israelíes, sino que, al contrario, atenta contra el diálogo entre palestinos e israelíes y contra la creación de espacios mutuos de entendimiento”.

Recibida por Butragueño en el Bernabéu

Ese mismo viernes, la joven palestina también fue homenajeada por el Real Madrid. Tamini acudió al estadio Santiago Bernabéu y fue recibida por el director de Relaciones Institucionales del club, Emilio Butragueño, que le entregó una camiseta con su nombre y el número 9.

“Ahed Tamimi no es una luchadora pacífica sino una defensora de la violencia y el terror. Las instituciones que la recibieron y festejaron alientan indirectamente la agresión y no el diálogo y el entendimiento que necesitamos. Hoy no voy al Bernabéu”, señaló posteriormente el embajador en su cuenta de Twitter.

Publicidad

Comentarios