La izquierda independentista, integrada por la CUP, Arran y Endavant, entre otras organizaciones, ha presentado este jueves su campaña para el referéndum del 1-O, que plantean como una oportunidad de “barrer el capitalismo, el patriarcado, la corrupción y la monarquía”, que consideran las principales estructuras del poder.

Publicidad

Estas organizaciones han presentado hoy en rueda de prensa, frente a la sede de la Cámara de Comercio de Barcelona, su campaña conjunta para el referéndum del 1 de octubre bajo el lema “Autodeterminación, desobediencia, Países Catalanes: barrámoslos”.

En el cartel de la campaña para el 1-O aparecen las caricaturas de destacados políticos españoles y catalanes, el Rey Felipe VI, la Infanta Cristina, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el exjefe del Ejecutivo Jose María Aznar o los expresidentes de la Generalitat Jordi Pujol y Artur Mas, bajo el nombre de los cuales puede leerse el lema “barrámoslos”.

En el cartel también aparecen el torero Juan José Padilla, el cardenal Rouco Varela, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, el expresidente de Baleares José Ramón Bauzá, el expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra y la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín.

Durante el acto, en el que han participado, entre otros, la portavoz de la CUP en el Parlament Anna Gabriel y la diputada Mireia Vehí, la izquierda independentista ha argumentado que “hoy el marco jurídico estatal y la estructura de la Unión Europea son obstáculos para cualquier proceso de autodeterminación”.

En este contexto, han hecho un llamamiento a “desobedecer las leyes injustas” del Estado: “La celebración del referéndum, el impulso de un proceso constituyente y la construcción de una nueva república sólo es posible a través del ejercicio de la desobediencia contra las leyes injustas”.

Por ello, y tras señalar que el Estado tiene “armas para impedir” el referéndum, la CUP y el resto de organizaciones de la izquierda independentista avisan de que “no aceptaremos las imposiciones del Estado” ni sus injerencia, y reivindican en este sentido la “movilización popular” como un activo para “plantar cara” a las “fuerzas españolas”.

Respecto al lema de la campaña, “Barrámoslos”, Gabriel ha explicado que con ello quieren visualizar el deseo de la izquierda independentista de “echar fuera a todas las estructuras del poder político, económico y social”, que son “discriminatorias”.

La izquierda independentista todavía no ha cerrado el calendario de actos de la campaña, pero sí es seguro que recorrerán todo el territorio catalán y celebrarán un acto central próximo a la fecha del 1 de octubre.

Publicidad

Comentarios