Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Actual

El Gobierno y el PP mantienen la confrontación antes de la reunión entre Sánchez y Feijóo

Los enfrentamientos habituales entre el Gobierno y el PP se mantienen tras la marcha de Pablo Casado y el nuevo liderazgo de Núñez Feijóo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene durante la sesión de control al Gobierno, este miércoles, en el Congreso de los Diputados. (Fotografía: EFE/ Emilio Naranjo)

Nueva sesión de control al Gobierno y la vida sigue igual. Al menos para el Gobierno y el PP, quienes han protagonizado en el Congreso nuevos choques que reeditan la confrontación habitual. Los reproches del Ejecutivo al principal partido de la oposición se han escuchado un día antes de que Pedro Sánchez y el nuevo líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, mantengan una reunión en Moncloa donde se espera ambos esperan algún tipo de acuerdo. Feijóo no puede encabezar la oposición desde el Congreso al no ser diputado, por lo que Cuca Gamarra, portavoz de los populares en la Cámara Baja es la encargada de encabezar el partido.

Pablo Casado ya es historia. Cuca Gamarra ocupa ya su escaño y ha protagonizado el primer duelo parlamentario de esta nueva etapa con Pedro Sánchez. Le ha preguntado al PP si apoyará al Ejecutivo o con asuntos como el plan para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania o van a «continuar estorbando con la ultraderecha».

La portavoz parlamentaria del Partido Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, interviene durante la sesión de control al Gobierno, este miércoles, en el Congreso de los Diputados. EFE/ Emilio NaranjoLa portavoz parlamentaria del Partido Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, interviene durante la sesión de control al Gobierno, este miércoles, en el Congreso de los Diputados. (Fotografía: EFE/ Emilio Naranjo)

Los ‘cara a cara’ cambian de protagonistas, pero mantienen los mismos argumentos

Los ‘cara a cara’ cambian de protagonistas, pero mantienen los mismos argumentos. Gamarra ha situado al Gobierno fuera de la realidad y reprocha a Sánchez que «hay otra manera de gobernar», a la vez que le pide a Sánchez tomar nota de las propuestas de Feijóo para rectificar sus «nefastas» políticas.

El diputado del PP, Mario Garcés por su parte, ha sido el encargado de confrontar con Nadia Calviño, vicepresidenta primera y Ministra de Asuntos Económicos. Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, ha hecho lo propio frente a la diputada del PP María José-Pelayo.

La reunión entre Sánchez y Feijóo es el horizonte más próximo. De este encuentro ambos llegan a algún tipo de acuerdo. El Partido Popular depende del nuevo rumbo que tome si pretende tener alguna posibilidad de ganar las próximas elecciones generales, o si de lo contrario, se juega ser adelantado por la derecha por Vox.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Actual

El enfrentamiento entre Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez en el Congreso evidencia la tensión política en España, centrada en las acusaciones de corrupción...

Actual

El monarca ha liderado la inauguración del MWC 2024, con especial énfasis en los desafíos y oportunidades que presenta la inteligencia artificial

Actual

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y el rey Mohamed VI de Marruecos fortalecen en Rabat las relaciones bilaterales, alcanzando la mejor fase...

Actual

En la reciente sesión de control al Gobierno, Alberto Núñez Feijóo celebró el triunfo electoral del PP en Galicia, mientras Pedro Sánchez lo acusó...

Actual

Alfonso Rueda lidera al PP hacia una victoria arrolladora en Galicia, consolidando su posición como uno de los principales barones del partido y marcando...

Actual

Los partidos luchan por el voto urbano en las elecciones de Galicia tras los sondeos que vaticinan unas votaciones ajustadas

Actual

La Unión Europea impulsa una inversión millonaria en Mauritania para frenar la migración hacia Canarias, en una visita oficial de Pedro Sánchez y Ursula...

Actual

La mayoría de la Cámara Baja impide la aprobación de la norma, generando tensiones políticas y amenazas de recurso judicial por parte del PP