El Covid-19 ha asestado un golpe histórico a la economía española, que se hunde nada menos que un 18,5% en el segundo trimestre. El país entra ya en recesión tras desplomarse el consumo, la inversión y el PIB.

La economía española ha entrado en recesión técnica durante el segundo trimestre del año. La caída del PIB en un 18,5% supone el mayor desplome trimestral en la serie histórica que publica el Instituto Nacional de Estadística desde 1970. El Covid-19 asesta así un golpe histórico a la economía, cuyos mayores retrocesos hasta ahora habían sido en el primer trimestre de 2020 (-5,2%) y el primer trimestre de 2009 (-2,6%).

El dato se dispara ahora en un 18,5%, que coincide con el periodo de estado de alarma y confinamiento. Tras sumar dos trimestres negativos consecutivos, España entra en recesión, siendo la tercera vez en el siglo XXI que vive esta situación.

Durante la crisis de 2018 entró en dos ocasiones. La primera, en el cuatro trimestre de 2008. Se logró salir en el segundo trimestre del año siguiente. Y la segunda en el segundo trimestre de 2011. Esta duró algo más, hasta el cuarto trimestre de 2013. Habrá que ver cuándo se sale de esta nueva recesión.

La paralización de numerosas actividades económicas por el estado de alarma ha llevado a un desplome sin precedentes.

En tasa interanual, el PIB se contrajo hasta un 22,1%, frente al descenso del 4,1% en el trimestre anterior. Se trata, de nuevo, del mayor retroceso interanual de la historia.

Consumo e inversión

El consumo y la inversión también han llegado a niveles mínimos. El primero de ellos se hundió hasta el 21,2%. La segunda registra un recorte del 22,3%.

Las exportaciones e importaciones también se han desplomado en este segundo trimestre. Así, se han registrado caídas del 33,5% y del 28,8% respectivamente.

A todo ello se une los casi 3,34 millones de empleos menos en un año y los espeluznantes datos del paro, con cifras récord.

Comentarios