El Estado avalará el 80% de créditos a pymes afectadas por la crisis del coronavirus. Será una primera línea de 20.000 millones de euros y tendrá efecto retroactivo el 18 de marzo.

Publicidad

El Consejo de Ministros de este martes ha aprobado desarrollar una línea de avales de 100.000 millones de euros para empresas en problemas provocados por el coronavirus. Así, el Estado avalará hasta el 80% de los créditos a las pymes que lo soliciten. También avalarán a autónomos para afrontar el pago de salarios y facturas.

Así lo ha anunciado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa. La ministra ha explicado que se lanzará ya una primera línea de garantías. Corresponderá a unos 20.000 millones de euros. Por un lado, 10.000 millones irán para pymes y autónomos, avalando así el 80% de los créditos.

Una segunda línea, por otra parte, se destinará a empresas en dos aspectos. El primero, para garantizar el 70% de los nuevos préstamos. Y la segunda para el 60% de las renovaciones.

«Se ha empezado por estos 20.000 millones, y cuando se agote esta primera línea, entrarán en acción las demás de forma automática. Queremos observar cómo funciona lo que hoy hemos aprobado por si hay que hacer ajustes», ha explicado Montero.

La medida aprobada este martes tendrá efectos retroactivos, a fecha de 18 de marzo. Montero ha apuntado que «el Gobierno no ha determinado ningún tipo de criterio sobre los tipos de interés».

También ha aprovechado para negar que el Gobierno esté estudiando rebajar los sueldos de los funcionarios. Una noticia que había aparecido este martes. El objetivo sería hacer frente a las necesidades presupuestarias que requerirás la crisis.

La ministra Montero ha desmentido de forma muy contundente que el Gobierno esté barajando una rebaja del sueldo de los funcionarios para hacer frente las necesidades presupuestarias que va a requerir la crisis. «Este tipo de noticias va contra la gestión de esta situación», ha añadido.

Como Alemania y Francia

España sigue así el camino de Alemania y Francia, que dieron avales públicos por valor de 500.000 y 300.000 millones de euros respectivamente. Avalan así hasta el 90% de los préstamos, lo máximo permitido por la Comisión Europea.

El planteamiento inicial del Gobierno era avalar entre el 50 y el 66% de esos préstamos. Finalmente, han decidido ampliarlo.

Sin ese aval público, los bancos podrían cortar el crédito a las empresas. «Con este nivel de avales habrá más facilidad para que los comités de riesgos de los bancos concedan esos créditos», ha sentenciado Montero.

Publicidad

Comentarios