A Donald Trump le sobrevuela un posible ‘impeachment’ y el presidente de EEUU no ha dudado en revolverse contra ello. Y lo hace a su estilo, con amenaza a los mercados que, dice, “se hundirán”.

Publicidad

La sombra de un posible ‘impeachment‘ (juicio político) ha hecho que Trump se revuelva contra todo el mundo. Y, de paso, lance su peor amenaza a los mercados, agarrándose a la economía para evitar someterse a ese proceso. Algo que, pese a su temor, no parece que vaya a darse.

“Todo el mundo será muy pobre”, ha dicho Trump al respecto. El presidente americano ha augurado, también, que “los mercados se hundirán”. El mandatario se expresaba así después de verse acorralado por las declaraciones de su ex abogado y por la condena a su jefe de campaña electoral.

No parece probable que sus detractores inicien un ‘impeachment’ contra Trump. Pero el presidente americano ya está dispuesto a enfrentarse a todo el que lo insinúe.

 “No sé cómo puedes hacer un ‘impeachment’ a alguien que ha hecho un trabajo excelente”, ha dicho Trump en Foz. “Te digo lo siguiente, si me hicieran un ‘impeachment’ en algún momento, creo que los mercados se hundirán. Creo que todo el mundo sería muy pobre”, aseguró.

Cómo funciona el ‘impeachment’

El proceso del ‘impeachment’ en EEUU pasa por varias fases, que arranca en la Cámara de Representantes. Cualquier miembro puede presentar una resolución si sospecha que el presidente es culpable de traición, soborno u otros delitos de alto nivel.

La Cámara considera después las acusaciones. Si una mayoría simple del 51% aprueba el ‘impeachment’, el proceso pasa a juicio.

El proceso sigue después en el Senado. El magistrado principal preside el caso, los miembros de la Cámara actúan como fiscales y el Senado es el jurado en sí.

Al final del juicio, el Senado vota. Si al menos dos tercios (un 67%) encuentra culpable al presidente americano, lo retiran de la presidencia y el vicepresidente asume el cargo por el tiempo que quede de mandato.

Publicidad

Comentarios