El acuerdo y bloqueo de Italia a la llegada de migrantes ha desviado el tráfico de personas hacia España. Así lo confirma el propio espionaje italiano, que asegura que las mafias han fijado su objetivo ahora en nuestro país.

Publicidad

Los traficantes de seres humanos y las mafias que se lucran de la inmigración tienen a España ahora en su punto de mira. Nuestro país es el destino preferido para su negocio con los migrantes, a quienes les prometen el sueño europeo a cambio de cuantiosas cantidades de dinero. El acuerdo entre Italia y Libia y el bloqueo del país italiano a la llegada de más personas ha desviado las rutas hacia el norte de África.

La ruta desde Libia a Italia se ha cerrado y disminuyen las salidas y los desembarcos. Por el contrario, crece la ruta marroquí-española y, parcialmente, la tunecina. Así lo asegura el diario italiano ‘La Stampa’, de fuentes solventes de los servicios de espionaje italianos.

Desde hace semanas, los medios italianos han advertido que se está produciendo un cambio de rutas. Los traficantes dirigen ahora la inmigración hacia España.

“Sobre la mesa del gobierno ha llegado un informe actualizado de nuestros servicios de inteligencia. Se asegura que la estrategia de cierta ‘maldad’ del gobierno está funcionando. Las salidas de los puertos libios se van reduciendo y la Guardia costera libia es más eficiente con respecto a hace un año. Sobre todo, al poner fuera de juego a los barcos humanitarios de las ONG, de hecho ese factor de atracción ya no existe”, aseguran en ‘La Stampa’.

Los traficantes y las mafias ahora son conscientes de que necesitan más medios. Embarcaciones capaces de atravesar el mar y marineros con conocimientos para dirigir la nave a Europa. Hasta ahora, les bastaba con una lancha neumática vieja que llenaban hasta rebosar de personas.

España-Marruecos

Los traficantes tienen claro ya que la ruta Libia-Italia no funciona. El acuerdo entre ambos países está impidiendo la llegada a costas italianas de inmigrantes. Pero las mafias han reorientado rápido su negocio.

Así, la ruta entre Marruecos y España es ahora la preferida. De ahí el aumento de llegada de migrantes. Una información que corrobora la agencia europea que vigila las fronteras externas de la UE. Por primera vez, la ruta marroquí-española es la más activa en el tráfico de personas.

En un año, el número de inmigrantes llegados a España ha crecido en un 166%. Sólo en el mes de junio, se han registrado hasta 6.400 llegadas. Desde primeros de año, la llegada a España se cifra en 22.858 personas. El año pasado, en el mismo periodo, la cifra era de 6.513.

Publicidad

Comentarios