Pedro Sánchez y Donadl Trump se han estrechado la mano por primera vez. Ha sido en la cumbre de la OTAN celebrada en Bruselas. El encuentro ha sido más bien frío, pues el presidente de estadounidense no ha dado pie a mucha conversación.

Publicidad

El presidente español, Pedro Sánchez, y el presidente de estadounidense, Donald Trump, han coincidido este miércoles por primera vez en la cumbre de líderes de la OTAN y han podido saludarse muy brevemente. El encuentro ha sido frío y distante, pues Trump no ha dado pie a mucha conversación.

El momento, en presencia de la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha sido inmortalizado con una foto difundida por el Palacio de la Moncloa en su cuenta de Twitter. No parece que ambos vayan a conversar más allá de lo protocolario ya que no hay prevista ninguna reunión bilateral entre ambos.

Aunque es la primera vez que ambos mandatarios coinciden físicamente, ya han tenido contacto por carta, después de que Trump le dirigiera una misiva al español exigiéndole aumentar el gasto en defensa, al igual que a la mayoría de gobiernos europeos.

LAS PROPUESTAS DE SÁNCHEZ A LA OTAN

A su llegada a la cumbre, Sánchez ha asegurado que comprende las demandas del presidente de Estados Unidos al exigir aumentar el gasto militar, pero ha reclamado que también se tenga en cuenta la inversión en equipamientos y capacidades y la contribución a las misiones y operaciones de la Alianza.

En ese sentido, Sánchez ha recordado que España dedicará este año el 23,04% de su inversión total en defensa a capacidades y equipos militares y se encuentra entre los tres países con más participación en las misiones y operaciones de la alianza.

No obstante, España continúa siendo el segundo país de la OTAN, junto a Bélgica, que destina menos recursos a defensa. En 2018, se espera que destine un 0,93%, mientras que el año pasado se quedó en el 0,9%.

Durante la cumbre, el presidente español ha transmitido a los jefes de Estado y de Gobierno de los países aliados la predisposición de España para liderar una misión de entrenamiento de fuerzas armadas y de seguridad en Túnez, con el fin de prevenir amenazas terroristas y asegurar la estabilidad en el “flanco sur” del Mediterráneo.

Por otro lado, ha planteado la posibilidad de que España también lidere la evacuación de la misión de Naciones Unidas en Libia si se decidiera llevar a cabo tal acción, para la cual ha ofrecido la base militar de Rota, en Cádiz.

Sánchez ya ha mantenido en Bruselas sendos encuentros con la primera ministra británica, Theresa May, con la que abordó la situación de la población del Campo de Gibraltar tras el Brexit, y con la noruega, Erna Solberg, a quien expresó su preocupación por los pescadores españoles que trabajaron en buques del país nórdico y reclaman su pensión a Noruega.

Publicidad

Comentarios