Las consecuencias económicas del Brexit duro son muchas. Tanto, que las sensaciones de los expertos no pueden ser peores. El divorcio entre Reino Unido y la UE entrará en vigor el 29 de marzo de 2019 y el Gobierno de May ya admite las posibles represalias tras este histórico acontecimiento.

Publicidad

Desde que los 27 países de la UE aprobaran la salida de Reino Unido de la Comisión Europea el pasado domingo, la palabra Brexit deja de ser una hipótesis y se convierte en realidad. “Es el mejor acuerdo posible, el único acuerdo posible”, explicó el presidente de la Comisión Europea, Jean-Calude Juncker, tras el veredicto. Añadió que el retiro de Reino Unido era una “tragedia para la UE. Por el contrario, el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, subrayó que el acuerdo permitía una “salida ordenada”.

El pacto ha llegado tras un año y medio de duras negociaciones por ambas partes. Finalmente, la fecha del divorcio de Reino Unidos está programada para el 29 de marzo de 2019.

¿Y ahora qué?

Ahora hay que esperar a que el Parlamento Británico vote si está a favor o en contra del acuerdo pactado. Por el momento, la aprobación no está de ninguna manera garantizada.

Existe una dura oposición dentro del Partido Laborista. Además, los Liberales Demócratas, el Partido Nacional Escocés más el DUP de Irlanda del Norte prometen guerra al Gobierno de Theresa May.

¿Qué sucedería si no hubiese acuerdo en el Parlamento Británico?

De no haber acuerdo, se produciría un Brexit duro. Una salida de la UE sin acuerdo previo con la oposición del Parlamento contraería el producto interior bruto (PIB) un 9,3%. La economía británica mostraría severas carencias en 15 años.

Por eso, Theresa May ha propuesto a Bruselas limitar el impacto a un 3,9% según asegura un informe gubernamental publicado esta misma mañana. Siempre y cuando se llegue a un pacto en la Cámara de los Comunes el próximo 11 de diciembre.

Todo está en el aire, lo único claro es que la economía británica se resentirá en todos los escenarios posibles.

¿Cómo afectará el Brexit a la economía española?

La eminente consumación del Brexit repercutirá negativamente en la economía española. Si el acuerdo entre la UE y las Islas Británicas no llegara a producirse, más de 10.000 españoles que trabajan en Gibraltar junto a los 70.000 españoles que lo hace en Reino Unido temerán por su permanencia laboral.

Uno de los sectores que se verían más afectados es el pesquero donde España es uno de los países más relevantes de la flota comunitaria. La salida de Reino Unido ocasionaría un impacto total en la economía con la pérdida de 27.000 puestos de empleo. 

En la industria automovilística, España exporta casi 365.000 vehículos a Reino Unido. Esto genera un importe de 4.400 millones de euros. Independientemente de si se consuma o no un Brexit pactado, las exportaciones descenderían al 25% con el resultado de 20.655 desempleados. 

La producción del sector inmobiliario podría descender un 1%; pérdida de 660 millones del PIB y 12.640 empleos. Más de 240.000 británicos residen en nuestro país y la permanencia de muchos de ellos depende del acuerdo que se alcance.

El turismo representa más del 11% del PIB español. Indudablemente este escenario ocasionaría un notable descenso turistas británicos con pérdidas de 1.818 millones y 13.900 empleos. 

Por último, las exportaciones a Reino Unido también se verían afectadas. Actualmente representan un 7,2% del PIB. Un Brexit duro provocaría un descenso de 1.300 millones y 25.000 desempleos.

Por mucho que la palabra tabú sea inglesa, su impacto es mundial, especialmente en Europa. En referencia a España, la economía deberá estudiar como mejorar su productividad y compensar los efectos negativos que este nuevo escenario pueda llegar a ocasionar. Porque al igual que el Brexit, puede haber crisis dura o blanda.

Publicidad

Comentarios