En línea con su objetivo de poner a disposición de sus pacientes tecnología sanitaria de vanguardia en manos de los mejores y más experimentados especialistas a favor del cuidado de su salud, el Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Universitario Rey Juan Carlos, integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, acaba de realizar una esofaguectomía por cáncer de esófago mínimamente invasiva con abordaje totalmente robótico, tanto en el tiempo abdominal como en el torácico, con satisfactorio resultado y evolución del paciente.

Concretamente, este nuevo y pionero paso en el campo de la cirugía robótica consolida al hospital como referente autonómico en este ámbito ya que la extirpación de parte o todo el esófago, no muy frecuente por la menor incidencia de este tipo de tumor frente a otros, suele realizarse por procedimientos mínimamente invasivos como la laparoscopia y la toracoscopia, pero no con asistencia totalmente robótica con el sistema Da Vinci, lo que supone la principal novedad de este caso, y repercute en numerosos beneficios tanto para la propia intervención como para el paciente.

Así, “el apoyo de la cirugía robótica en este procedimiento aporta ventajas estratégicas como una mayor seguridad y facilidad en la realización de la técnica, especialmente del tiempo torácico, con mejor precisión, visibilidad y comodidad en el uso de instrumentos, facilitando enormemente la realización de la disección esofágica y reconstrucción esófago-yeyunal”, explica el Dr. Gustavo Adolfo Díaz García, especialista del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo.

Todo ello -añade- repercute en una reducción del sangrado y de las complicaciones postoperatorias, sobre todo pulmonares, así como en menor dolor y estancia hospitalaria y una recuperación más rápida del paciente.

El paciente intervenido, de 72 años, había sufrido previamente un cáncer de laringe y otro de pulmón que, pese a estar ya superados, representaban un factor de riesgo adicional a la extirpación de la tercera neoplasia, en el esófago, motivo por el cual el Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del Hospital Universitario Rey Juan Carlos apostó por el abordaje robótico, tal y como indica el Dr. David Alias Jiménez, también especialista de este departamento.

“Una semana y media después de la intervención, el paciente progresa satisfactoriamente en su recuperación y evoluciona de forma positiva con un tiempo menor del habitual gracias a la técnica quirúrgica empleada”, apostilla el cirujano.

Comentarios