Donald Trump y Giuseppe Conte se han reunido en la Casa Blanca. Ambos presidentes construyen su alianza antipopulista sobre tres pilares básicos y muestran su sintonía en inmigración, Rusia y economía.

Publicidad

Sonrisas, elogios mutuos y buena sintonía. Es lo que mostraron Trump y Conte durante la reunión que han mantenido este pasado lunes en la Casa Blanca. Ambos mostraron ser un frente unido antipopulista en una alianza basada en tres pilares básicos: inmigración, Rusia y comercio.

Trump ha recibido a Conte con los brazos abiertos. Y es que ambos comparten muchas posturas similares. Poco dado a los elogios que no vayan hacia sí mismo, el presidente americano no dudó en aplaudir al primer ministro italiano “por su liderazgo audaz, verdaderamente audaz”. Y le puso como ejemplo para “los líderes en Europa“.

Por su parte, Conte describió su paso por Whasington como una “invitación especial” de Trump. Agradeció el “honor” que supone ir a la Casa Blanca y dijo querer ser un “interlocutor privilegiado” del presidente americano.

Tras los halagos mutuos, Trump y Conte mostraron los tres pilares básicos en los que se construye su alianza antipopulista.

Inmigración

Si hay algo que Trump admira de Conte es su mano dura en inmigración. El presidente americano, que ha aplicado una política fronteriza de “tolerancia cero”, separando incluso a menores de sus padres, alabó la “postura muy firme” de Conte al respecto.

“Estoy muy de acuerdo con lo que usted está haciendo con respecto a la migración y la inmigración ilegal, e incluso a la inmigración legal”, ha dicho Trump. El presidente americano, incluso, ha alentado a otros países europeos a seguir su ejemplo.

Ambos están de acuerdo en llevar a cabo una política restrictiva en migraciones. De hecho, Conte ha cerrado en los últimos tiempos los puertos de Italia a los inmigrantes y rechazó varios barcos con refugiados rescatados en alta mar. Entre ellos, el famoso ‘Aquarius‘ que terminó siendo acogido en España.

Rusia

El segundo de los pilares en la alianza Trump-Conte no es otro que Rusia. Tanto uno como otro están a favor de mejorar las relaciones e impulsar el diálogo.

Aunque, eso sí, Trump aseguró que por el momento las sanciones “permanecerán como están”.

Comercio

Por último, ambos líderes se mostraron de acuerdo en tener que solucionar el déficit comercial de Estados Unidos con Italia. Y aunque Conte es escéptico sobre los acuerdos multinacionales que podrían hacer peligrar el objetivo de Trump de eliminar todos los aranceles de la UE, parece que acercaron posturas.

Tanto es así que Conte no dudó en alabar la estrategia comercial de Trump y sus medidas económicas.

Publicidad

Comentarios