La Fundación Jiménez Díaz entregó recientemente sus becas “Astrolabio 2020. En busca de las estrellas”, correspondientes a la séptima convocatoria de estas ayudas para la formación, gracias a las cuales seis de los mejores residentes del hospital podrán realizar rotaciones externas en centros de referencia en el extranjero.

Publicidad

Esta iniciativa es una de las líneas marcadas por el Plan Estratégico para la Formación Especializada aprobado por la Comisión de Docencia y la Gerencia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y constituye un ejemplo del compromiso del centro y del grupo Quirónsalud, al que pertenece, con la docencia, la excelencia y la igualdad de oportunidades.

“El astrolabio es un instrumento que utilizaban antiguamente los navegantes para localizar las estrellas y trazar el rumbo, y eso es lo que queremos hacer aquí: localizar de entre nuestros residentes a los mejores y más destacados, a los merecedores de estas becas, que son una oportunidad única en nuestro país”, explica el Dr. Jerónimo Farré, director de Docencia y jefe de estudios de Formación Especializada del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

Oportunidad única en España

“Muchos residentes de otros centros, y también del nuestro -indica el Dr. Farré-, hacen rotaciones externas en centros extranjeros si disponen de recursos económicos suficientes para asumir los gastos que implican; en el caso de las Becas Astrolabio, el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz asume por completo los gastos de viaje y estancia del becado durante los dos a cuatro meses de duración de esta rotación externa manteniendo, además, la nómina correspondiente del residente”.

Las becas Astrolabio se ofrecen a residentes que han mostrado compromiso y motivación singulares
Las becas Astrolabio se ofrecen a residentes que han mostrado compromiso y motivación singulares

Los candidatos han de ser propuestos por sus jefes de servicio y tutores tras conseguir la aceptación de la estancia formativa por parte de la institución seleccionada. El candidato debe presentar su currículo, que es auditado por los jefes de residentes, y mantener una entrevista en el idioma del país del centro externo seleccionado con una Comisión Evaluadora formada por el presidente y vicepresidente de la Comisión de Docencia y tres facultativos de reconocido prestigio del hospital.

En esta ocasión, la Comisión Evaluadora estuvo formada por el propio Dr. Farré y los doctores Luis Enrique Muñoz, jefe del Servicio de Anestesia; Jesús Egido, nefrólogo y profesor emérito de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM); Jesús García-Foncillas, jefe del Departamento de Oncología Médica y profesor titular de la UAM; Damián García-Olmo, jefe del del Departamento de Cirugía General y Digestiva y catedrático de la UAM; y Antonio Piñeiro, cardiólogo y tutor de residentes.

El doctor Jerónimo Farré
El doctor Jerónimo Farré

Esta comisión, tras la entrevista y valoración de todos los méritos aportados por los candidatos, acordó por unanimidad proponer a Juan Antonio Álvaro de la Parra, gerente de la Fundación Jiménez Díaz conceder las becas a seis residentes del hospital:

  • Lucía Núñez residente de Dermatología, para una estancia de dos meses en la University of California School of Medicine de San Francisco (Estados Unidos).
  • Diana Fresneda, residente de Aparato Digestivo, para una estancia de dos meses en el Nottingham University Hospitals Trust (Reino Unido).
  • Jaime Rubio, residente de Oncología Médica, para una estancia formativa de tres meses en el Cambridge University Hospitals Foundation Trust (Reino Unido).
  • Lara Cantero, residente de Medicina Interna, para una estancia de tres meses en el Golden Jubilee National Hospital and Glasgow Royal Infirmary (Reino Unido).
  • María Belén Arroyo, residente de Cardiología, para una estancia de tres meses en el Royal Brompton and Harefield NHS Foundation Trust (Reino Unido).
  • Camila Sofía García, residente de Cardiología, para una estancia de cuatro meses en el Maastricht University Medical Center de Maaastricht (Países Bajos).

Para todos ellos, como resumieron Núñez y Rubio, estas becas son una “suerte” y una “gran oportunidad para seguir formándose en los mejores centros” y, como indica el Dr. Farré, “una experiencia inolvidable y una ‘ventana’ para ver cómo se hacen las cosas en otras latitudes”.

Publicidad

Comentarios