Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Sano

Las ‘lentillas pijama’, una opción segura para recuperar la vista de lince cuando te despiertas

Esta novedosa técnica de optometría no solo proporciona al usuario una visión nítida sin la necesidad de recurrir a gafas o a lentillas blandas, sino que frena el aumento de la miopía

Una niña visita al oculista para que revise su vista. Foto por nrd de Unsplash

Las personas con defectos visuales recurren a las gafas o a las lentillas para poder ver correctamente el mundo que los rodea. En pandemia, las gafas se han convertido en un incordio debido a las mascarillas. Ni colocarlas en una posición milimétrica encima de la cinta de la mascarilla, ni ninguna gamuza, ni ningún espray han servido para que no se empañen. Las lentillas, tanto en tiempos pre-pandémicos como pandémicos, pueden resultar molestas: que se pierdan, que se irriten los ojos…

Estos problemas tienen solución. Aunque parezca ciencia ficción, existen unas lentes que el usuario se pone solo mientras duerme y, durante el día siguiente, puede disfrutar de una nítida visión. Las lentillas Orto-k, mediante el tratamiento de ortoqueratología, se utilizan en todo el mundo y cada vez son más reconocidas por el público.

“Cada vez se conocen más las Orto-K, pero es cierto que hace unos años eran desconocidas para la población. Es una herramienta que parece demasiado simple para obtener un resultado tan bueno. Son simples lentillas, al público le extraña. En cambio, si fuera un láser el que consiguiera corregirte temporalmente la visión, la gente lo vería normal. Es un problema de concepción”, reflexiona María José Fernández Velázquez, responsable de optometría pediátrica del centro de Miopía Fernandez Velázquez.

Origen de las Orto-K, una herramienta para frenar el aumento de la miopía

El alivio de evitarse usar gafas o lentillas blandas durante el día tiene su origen en los años 90. El hermano de María José, Fernando José Fernández Velázquez, fue el primer especialista en adaptar lentes de Orto-k en España tras trabajar con la técnica de ortoqueratología en Estados Unidos. Unos años después, en 1997, empezó a aplicar este tratamiento óptico vanguardista en su centro de miopía junto a su hermana.

En todos estos años, se han ido actualizando los diseños de las lentillas Orto-k. Cada vez se ha depurado más la técnica y se ha logrado mejores resultados. Según estudios científicos, con los últimos modelos se ha conseguido, además de corregir la visión temporalmente, frenar el aumento de la miopía en los pacientes que apuestan por las “lentillas pijama”.

Lentillas Orto-k. Foto: fernandez-velazquez.com

“Se ha ido mejorando, el último diseño es el más personalizado. Al principio, las Orto-K servían para ver bien, ahora, incluso, ayudan a frenar el aumento de la miopía”, afirma la optometrista.

Lentes seguras y para todo el mundo que tenga el ojo sano

Como se ha explicado anteriormente, estas lentillas son lentes personalizadas que se emplean para cambiar la forma de la córnea mientras el paciente duerme y poder disfrutar, así, de un visión perfecta cuando se quite las lentillas por la mañana. Según apunta María José, para conseguir el efecto esperado hay que dormir mínimo seis horas y, en principio, las Orto-k son totalmente efectivas solo durante el día siguiente.

“Se podría aguantar dos días, es decir, que el paciente se ponga las lentillas pijama una noche sí y una noche no, pero depende de la persona y de su graduación. Lo más probable es que si tienes 6 dioptrías, te vuelvan 3 de ellas a las 24 horas”, explica la especialista.

“Los expertos consideran que los posibles riesgos no son mayores a los de usar una lentilla blanda”

Cualquier persona que tenga el ojo sano puede escoger este tratamiento óptico, independientemente de si es una persona jubilada o de si aún no alcanza las dos cifras. Es una técnica segura, aseguran los expertos, aplicable para pacientes con miopía, hipermetropía y astigmatismo.

Los bomberos y los opositores son los que más se decantan por estas lentillas, explican desde el centro, ya que para estudiar muchas horas y para combatir el fuego es realmente incómodo tener que llevar gafas o lentillas convencionales.

50 a 50 entre adultos y niños

En cuanto a la edad, a María José le llama la atención que esté bastante repartido entre adultos y niños o adolescentes, ya que el principal valor añadido de estas lentillas es que tienen la capacidad de frenar el aumento de la miopía sobre todo en edades tempranas, que es cuando la miopía tiende a aumentar más. Al parecer, también tiene mucha fuerza el componente de la comodidad en los adultos.

María José Fernández, responsable de optometría pediátrica del centro de Miopía Fernandez Velázquez. Foto: fernandez-velazquez.com

“Sorprende que nuestros clientes son adultos y niños al 50%, cuando en un principio estas lentes estaban más dirigidas a los niños jóvenes que se encuentran en el desarrollo de la miopía”, manifiesta.

No todo es de color rosa

Es evidente que las Orto-k aportan importantes beneficios al paciente, pero, como en la vida misma, no todo son sonrisas. El tener que estar pendiente todas las noches de ponerte las lentillas no es agradable y más cuando no son tan fáciles de colocar en el ojo como las típicas lentes blandas. No obstante, Hugo Misis, un joven de 18 años que utiliza estas lentillas desde hace una década, manifiesta que le vale la pena porque ha conseguido ralentizar el aumento de su miopía gracias a la ortoqueratología.

“Se me hace pesado tener que ponérmelas todas las noches. Cansa. Pero es verdad que estoy contento porque gracias a estas lentillas mi miopía no ha aumentado prácticamente desde que empecé a usarlas”, explica Hugo.

Precio

En la comparativa con las lentillas al uso hay que tener en cuenta además el precio. Es conocido por todos que el precio de las lentillas blandas no es fijo y que depende de la graduación de cada persona. Las lentillas pijama, en teoría, son un poco más caras: en torno a los 800€ con un duración de 18 meses si el cliente presta atención en su cuidado y en su limpieza. “Nosotros siempre recomendamos que se cuiden las lentillas y que se limpien para prolongar su duración”, subraya María José Fernández.

En el precio se incluye el procedimiento previo a la aplicación en el paciente de la técnica de ortoqueratología. Antes de que el cliente se adentre en el mundo de las lentillas nocturnas, los especialistas deben valorar su caso concreto para comprobar su estado visual y medir la superficie del ojo con exactitud. Si estas pruebas son satisfactorias, procederán a diseñar una lentilla totalmente personalizada e individualizada para que el paciente se olvide de una vez por todas de usar las lentillas y las gafas desde el amanecer hasta el anochecer.

¿Todavía no estás suscrito a nuestra newsletter semanal?
Pincha para suscribirte GRATIS y la recibirás en tu correo

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

El músico asombró al público del Aula Magna de la Fundación Jiménez Díaz con su calidad y con su capacidad de superación al haberse...

Inbox

El “chatbot”, puesto en marcha en la Fundación Jiménez Díaz, ya ha generado cerca de 5.100 chats en cuatro meses y medio de funcionamiento,...

Sano

Asistir a vídeo terapias profesionales, practicar meditaciones guiadas, escuchar música relajante y monitorizar el tiempo de uso de las redes sociales son usos que...

Social

Aprovechando el Día Mundial del Payaso, que tiene lugar hoy viernes 5 de noviembre, les dejamos una recopilación de algunos de los payasos reales...

Dinero

Desde la irrupción de Internet la relación del ser humano con el dinero ha ido evolucionando hasta la actualidad. Muchas son las herramientas en...

Inbox

Si no se diagnostica ni se tratan de manera oportuna, pueden llegar a producir complicaciones severas

Sano

Un estudio presentado por Reebok ha demostrado además que Barcelona es la ciudad más activa de España, seguida de Valencia y Zaragoza

Social

El rodaje de la nueva película del director estadounidense ubica a Chinchón en el centro neurálgico del cine. El definido estilo de Wes Anderson...