El expresidente George W. Bush llora este miércoles la muerte de su madre, Barbara. En un mensaje en Twitter, ha querido despedirse de ella, que fallecía a los 92 años.

Publicidad

Mujer y madre de expresidentes de EEUU, Barbara Bush moría a los 92 años, tras un tiempo luchando por su vida. Este mismo martes se anunciaba que habían renunciado a darle ya cualquier tratamiento y horas más tarde se confirmaba su muerte.

Lo hacía la oficina de su marido, George Bush, con quien tuvo seis hijos. Barbara abrazó siempre la imagen de devota esposa y ama de casa mientras su marido ascendía desde la industria del petróleo de Texas a la Casa Blanca. 

Su hijo George W. también llegó a presidir EEUU durante las dos legislaturas máximas (8 años). Ha sido él precisamente quien lloraba la muerte de su madre en Twitter con un sentido mensaje. “Mi querida madre ha muerto a la edad de 92 años. Laura, Barbara, Jenna y yo estamos tristes”, escribía junto a una foto de su madre.

“Barbara Bush fue una fabulosa primera dama y una mujer diferente a cualquier otra que nos trajo ligereza, amor y alfabetización a muchos millones”, continúa el mensaje en Twitter del expresidente.

“Para nosotros, era mucho más. Mamá nos mantuvo con los pies en el suelo y nos hizo reír hasta el final. Soy un hombre afortunado porque Barbara Bush fuera mi madre. Nuestra familia la echará mucho de menos, y os damos las gracias por todas vuestras oraciones y buenos deseos”, terminaba George W. Bush.

La mujer de George W. Bush, Laura, también ha lanzado su despedida en Twitter hacia su suegra. “Esta noche me falta mi suegra y mi modelo. Barbara Bush fue una amorosa madre y abuela. El mundo es más pobre sin ella en él. Descansa en paz, querida Bar”.

La abuela de la política

Conocida actualmente como la abuela de la política, Barbara ayudó a su marido a llegar a la Casa Blanca. Ambos protagonizaron una de las mayores historias de amor de la política de EEUU. Aseguran que fue ella quien le prometió a Ronald Reagan que se dejarían “la piel para que todo salga bien durante esta presidencia”.

Fue en el momento en que el entonces elegido presidente escogió a Bush como vicepresidente. Tras ocho años dirigiendo el país juntos, Reagan se retiraba y Bush ganaba las siguientes elecciones. Sin embargo, como presidente, se mantuvo sólo una legislatura, perdiendo la reeleción frente al demócrata Bill Clinton.

Barbara y Bush se conocieron en una fiesta de Navidad justo después del ataque a Pearl Harbor, en diciembre de 1941. Estudiante entonces de la Academia Phillips, el expresidente le pidió pocos tiempo después matrimonio. Barbara llegó a reconocer que su marido era el primer hombre al que besaba.

Comprometidos durante varios años, se casaron en 1945, después de que Bush regresara tras ir a la Segunda Guerra Mundial como piloto. Tras su boda y casi una treintena de mudanzas por todo el país, lograron asentarse en Texas, donde Bush empezó en el negocio del petróleo.

Barbara apoyó a su marido en su carrera política, que arrancó en los 60. Después llegarían las Naciones Unidas y hasta carrera diplomática en China. Barbara se enfrentó al partido Republicano por su apoyo a la Enmienda de Igualdad y al derecho al aborto.

Pésames de Casa Blanca

Hasta tres expresidentes y el actual mandatario de EEUU han lanzado sus mensajes de pésame en Twitter.

Trump aseguraba que él y Melania celebraban la vida de Barbara Bush junto “a la nación”. “Como esposa, madre, abuela, esposa de militar y ex primera dama, la Señora Bush fue defensora de la familia estadounidense. Entre sus grandes logros se encuentra reconocer la importancia de la alfabetización como valor fundamental de la familia que requiere formación y protección. Será recordada por su fuerte devoción al país y la familia, a los que sirvió de forma constante. Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia y amigos de la Señora Bush”.

Obama, por su parte, destaca a la exprimera dama como “la roca de una familia dedicada al servicio público”.

Bill Clinton la califica de “mujer extraordinaria”. “Tenía coraje y gracia, cerebro y belleza. Era fuerte y enérgica al apoyar a su familia y a sus amigos, su país y sus causas. Nos enseñó cómo es una vida llena de sinceridad y dinamismo. Hillary y yo lamentamos su muerte y mantenemos su recuerdo”.

Por último, Jimmy Carter compartía en Facebook una foto de los Bush y lanzaba un comunicado en el que destacaba la “calidez, generosidad y agudo ingenio” de Barbara.

Publicidad

Comentarios