El juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, ha negado este jueves al expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y número dos de Junts pel Catalunya, Jordi Sànchez, el permiso para hacer campaña desde prisión como había reclamado.

Publicidad

Junts Per Catalunya había anunciado hasta minutos antes de la decisión del juez que Jordi Sànchez iba a participar este viernes en el acto central de la campaña de las elecciones catalanas del próximo 21 de diciembre, aunque no había aclarado de qué manera.

El magistrado le ha prohibido los contactos con los medios de comunicación o uso de Internet que vayan más allá del régimen habitual de la prisión. El magistrado Pablo Llarena cree que esas actividades propiciarían, precisamente, las movilizaciones que se pretenden evitar con su prisión provisional.

Aunque la decisión del magistrado se refiere sólo a Sànchez, el criterio supone que tampoco podrán participar en la campaña el resto de presos: el ex vicepresident Oriol Junqueras, el exconseller de Interior Joaquim Forn y el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Publicidad

Comentarios