Una joven grabó su propia muerte con su telefóno móvil al tener un accidente de coche cuando circulaban a 170 kilómetros por hora en una carretera de la República Checa. La copiloto estaba retransmitiendo por Facebook Live su locura.

Publicidad

En el momento de más euforia, se produce el accidente y la joven llega a retransmitir en directo su propia muerte y posterior rescate por parte de los servicios de emergencia.

Las chicas llevaban retransmitiendo su aventura 10 minutos por la red social y el móvil siguió grabando media hora más, hasta que la Policía retiró el vehículo, por lo que la grabación es de más de 40 minutos.

Los hechos ocurrieron en al ciudad checa de Most y la joven copiloto que grababa falleció al instante, mientras que la conductora está hospitalizada en estado muy grave.

 

Publicidad

Comentarios