Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Social

Bosé en Lo de Évole: “Los idiotas son ellos”

El cantante trató de justificar ante Jordi Évole sus postulados negacionistas sobre el coronavirus. El periodista, incómodo durante toda la conversación, trató de averiguar por qué Bosé desconfía de las teorías de la ciencia y de las vacunas

Jordi Évole (i) y Miguel Bosé en un momento de la entrevista. Foto: (EFE/foto cedida)

Jordi Évole es uno de los mejores entrevistadores de España. O, por lo menos, es el periodista que consigue entrevistar a los personajes más inaccesibles. Desde el papa Francisco a Lionel Messi, pasando por Miguel Bosé (65), uno de los personajes públicos que más titulares han generado en los últimos tiempos por sus teorías negacionistas con respecto al COVID-19.

Ayer, domingo 18 de abril, se emitió en La Sexta en prime time la segunda parte de la entrevista con el “polémico” cantante. En la primera entrega, Évole estuvo cómodo con la conversación porque la entrevista se basó en repasar la vida personal y profesional del músico nacido en Panamá -que confesó que se había drogado durante muchos años-. No obstante, en la segunda parte -emitida ayer- la temática principal fue el coronavirus, por lo que el periodista, aunque trató de disimularlo, estuvo bastante inquieto con las estrambóticas respuestas y reacciones de Bosé.

Negacionista y antisistema

En los primeros minutos de la emisión, el músico ya exclamó que “soy negacionista y estoy del lado de la verdad”. Évole aclaró desde el principio que no quería adentrarse en debates científicos porque ninguno estaba acreditado para ello, pero sí que quería saber los motivos por los que Miguel defendía esas teorías “conspiranoicas”. “El público tiene derecho a conocer la realidad, y los negacionistas son una realidad”, explicó Jordi Évole en la promoción del programa.

El entrevistado, disconforme con que no estaba legitimado para debatir sobre ciencia, le contestó que él sí tenía facultades para discutir sobre el tema porque se había informado muchísimo. “Yo estoy más acreditado, más que tú. Como el resto de ciudadanos, tengo acceso a información pública que demuestra todo este invento”, le aseguraba a un Jordi que en ocasiones tenía que aguantarse una risa nerviosa de sorpresa.

Ante la novedad de que un personaje público se posicione de tal manera ante una pandemia de esta envergadura, al “colega del papa Francisco” le pareció difícil de entender que nadie de su familia le hubiera dado un toque. “Sí, constantemente. Pero me da igual. Yo sé la verdad. Los idiotas son ellos. ¿Dónde está el virus? ¿Quién se puede creer que un virus puede ser tan peligroso como lo pintan?“, exclamó con risa irónica el músico.

Miguel Bosé en un momento de la entrevista. Foto: (EFE/foto cedida)

Asimismo, el expresentador de Salvados le mostró algunos vídeos antiguos en los que Bosé se declaraba abiertamente seguidor del PSOE, tanto en la época de Felipe González como con la llegada del actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la dirección socialista. “Con la información que tengo ahora no les votaría, jamás”. Al hilo del tema de sus vinculaciones políticas, el periodista le planteó que qúe le parecía que algunos de sus postulados negacionistas se pudieran vincular con teorías de la extrema derecha “representadas por Trump o Bolsonaro”, a lo que el cantante de “Amante Bandido” respondió sin complejos. “Yo no estoy en contra ni de la derecha ni de la izquierda, estoy en contra del sistema. Todos, van a caer todos: médicos, farmaceúticos, políticos…Vamos a ir a un segundo juicio de Núrenmberg”.

Bulo: “Las vacunas no son la solución”

Con el objetivo de ver hasta qué punto llegaba el nivel de negacionismo del protagonista, Jordi realizó una ronda de preguntas rápidas sobre la pandemia. Bosé, que actualmente está viviendo en México, dijo que nunca se había echado gel hidroalcohólico y que tampoco se había hecho una PCR. Acto seguido, el presentador le explicó que, desde que se están inoculando las vacunas a los mayores de las residencias, el número de fallecidos por COVID-19 se ha reducido un 95% en los centros. El cantante regateó el planteamiento y siguió insistiendo en que la vacuna no es la solución y que él no se la va poner.

Por consiguiente, Évole volvió a recurrir a su material audiovisual y le mostró unas declaraciones en las que decía abiertamente estar a favor de encontrar una vacuna para doblegar el VIH. Bosé, fuertemente vinculado con la enfermedad del SIDA, volvió a incidir en que ahora mismo tiene más información que por aquel entonces y que por eso mismo sabe que las vacunas no son la solución. Sin una justificación de peso, argumentó: “Estoy a favor de una cura para todas las enfermedades, pero no creo en las vacunas”.

Contradicción entre Bosé y su equipo

Tras muchos minutos en los que el cantante estuvo exponiendo “con la cabeza alta” sus pareceres sobre la pandemia y en los que llegó a insinuar que 2,6 millones de muertos en el planeta a causa de la enfermedad no eran nada en comparación con la población total mundial (hoy, 19 de abril, ya son más de 3 millones de fallecidos); el entrevistador catalán le comentó a Bosé que su equipo les había exigido estar con mascarillas, traer un equipo reducido, ventilar la habitación y, además, les habían recomendado a los trabajadores de Lo de Évole que viniesen con prueba PCR negativa en vez de una prueba de antígenos. “¿Esto coincide con tus razonamientos sobre la pandemia?”, cuestionaba Jordi. Miguel, inmunizado de cualquier contradicción o sinsentido en su discurso, repreguntó: “¿pero acaso yo soy mi equipo?”

“Yo no soy un profesional”

El clima de la entrevista fue extraño, tanto para Évole como para la audiencia. Poca distancia entre los interlocutores, intentos constantes de Bosé de mantener contacto físico con Jordi (le llegó a pedir un beso)… Pero esta cercanía se vio truncada cuando el presentador le propuso conversar con el epidemiólogo Quique Bassat, del Instituto de Salud Global de Barcelona. Évole sacó el portátil para conectar con el científico y a Miguel le cambió la expresión. “Esto no está bien. Tú sabes que no soy un profesional y no tiene sentido que me ponga a debatir con un científico”. Objetivo cumplido, dijo Jordi. “Es lo que estaba esperando Miguel. Al principio me has dicho que estabas legitimado para debatir sobre ciencia y ahora ya has reconocido que no eres un profesional. Por muchos artículos que hayamos leído, no tenemos derecho a opinar así sobre la pandemia cuando además los científicos están dejándose sus vidas por nosotros”, cerró el entrevistador.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Social

El director norteamericano ha rodado con estrellas del cine como Scarlett Johansson, Margot Robbie, Adrien Brody, Bryan Cranston, Bill Murray, Tilda Swinton, Matt Dillon,...

Actual

Los 28 ex altos cargos del Govern; Mas, Puigdemont y Junqueras entre ellos, deben 5,4 millones de euros. El Tribunal de Cuentas sostiene que...

Mundo

El miércoles por la tarde un danés de 37 años comenzó un ataque que terminó con la vida de 5 personas e hirió a...

Social

El 12 de octubre se celebra la Fiesta Nacional de España, un día ideal para aprovechar y visitar los museos y monumentos más emblemáticos...

Actual

El Ejecutivo propone abrir el debate sobre la reubicación a lo largo del país de diferentes instituciones públicas situadas actualmente en la capital. La...

Mundo

La presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, ha expresado su preocupación con la amenaza de Polonia. El primer ministro polaco se alinea...

Actual

José Ángel Prenda ha enviado esta confesión por carta a la Audiencia Provincial de Navarra. Ha pedido perdón a la víctima, pero su arrepentimiento...

Inbox

En la X edición de los galardones que cada año entrega La Razón