¿Por qué se ha caído Facebook, Instagram y WhatsApp en todo el mundo? Es la preguntan que muchos se hacen tras más de diez horas sin servicio parcial o completo en las tres redes sociales. Las posibles causas son varias, aunque la compañía lo que sí ha negado ha sido un ataque global.

Publicidad

Durante más de diez horas, Facebook, Instagram y WhatsApp no han podido ofrecer su servicio con normalidad. Algunos usuarios, de hecho, siguen sufriendo problemas en las tres redes sociales, todas ellas propiedad de la compañía de Mark Zuckerberg. Pero, ¿por qué esta caída a nivel mundial?

De momento, se desconocen las causas, aunque la compañía ha negado que se trate de un ataque.

Instagram y Facebook fueron las primeras en presentar fallos de conexión a primera hora de la tarde de este pasado miércoles. Rápidamente, la página “Facebook para desarrolladores”, -dedicada a quienes desarrollan las aplicaciones que interactúan con sus servicios-, reportaban un fallo desde California.

Tras las quejas y comentarios, Facebook informaba a través de Twitter de tener constancia de la caída. Admitían que “algunos usuarios” tenían “problemas”. Prometían resolverlo “lo más rápido posible”. Sin embargo, no daban la causa del error.

En Facebook, el 33% de los afectados estaba teniendo problemas para iniciar la sesión. El 32% aseguraba que la web había sufrido un “colapso total”. En el caso de Instagram, el 46% de los afectados detectó problemas con el ‘feed’ de noticias. Otro 33% no podía iniciar sesión.

Poco después, era WhatsApp quien registraba una caída. En el caso de la aplicación de mensajería, el problema estaba relacionado con el envío y recepción de mensajes. Especialmente, con las notas de audio. Eso sucedía en el 54% de los casos. Aunque un 37% se quejó de problemas de conectividad.

Causas

La caída de Facebook, Instagram y WhatsApp apunta a cuestiones de mantenimiento. Sin embargo, desde la compañía no han querido dar explicaciones. Algo que ha llevado a especular.

Y es que los casos más graves de desconexión se deben siempre a ‘hackeos’ o acciones por parte de ciberdelincuentes. Facebook se apresuraba, eso sí, a desmentir esta teoría en Twitter: “Estamos trabajando para resolver el fallo tan pronto como sea posible, pero podemos confirmar que el problema no está relacionado con un ataque DDoS”.

En un ataque de este tipo, los ciberdelincuentes utilizan las redes para enviar tal cantidad ingente de solicitudes de información que los sitios web se colapsan. Precisamente, inhabilitar el uso del sistema o aplicación para bloquear el servicio, es el objetivo de este tipo de ataques.

Publicidad

Comentarios