Ha costado varias reuniones pero finalmente Gobierno, patronal y sindicatos han llegado a un acuerdo para prorrogar los ERTE hasta el septiembre. El Consejo de Ministros no esperará y este mismo viernes aprobará el decreto al respecto.

Publicidad

La cuenta atrás estaba en marcha hace días y finalmente este jueves se ha llegado a un acuerdo. Gobierno, patronal y sindicatos han anunciado el acuerdo por el que se prorrogarán los ERTE hasta el 30 de septiembre.

Tras la última propuesta del ministerio de Trabajo, eran los agentes sociales los que analizaban la oferta. Y finalmente este jueves daban su sí a la misma. Después de cuatro propuestas fallidas por parte del Gobierno, sindicatos y empresas finalmente veían con buenos ojos la oferta. Horas después de concluir la cumbre de la CEOE y tras haber dado su sí los sindicatos, la patronal terminaba aceptando.

Pese a ello, aseguran en un comunicado que «seguimos trabajando para que en el mes de septiembre podamos abordar cómo se afrontará el último trimestre del año».

Detalles del acuerdo

Los detalles básicos del acuerdo ya se conocen. A los ERTE se les aplicará una exención en las cotizaciones empresariales del 70% en julio, del 60% en agosto y del 35% en septiembre en empresas de menos de 50 empleados. Para las empresas más grandes las exoneraciones de cuota serán el 50% en julio, el 40% en agosto y el 25% en septiembre.

Se trata de una rebaja que contenta al Gobierno y a las empresas. Hasta ahora, los porcentajes eran del 100% para empresas con menos de 50 trabajadores. Y del 75% para el resto. El Ejecutivo ha tenido que mejorar la propuesta presentada hace unos días. Y se consolida la prórroga de los ERTE de fuerza mayor, que el Gobierno quería eliminar.

De hecho, el nuevo acuerdo contempla que empresas actualmente activas, puedan acogerse a un ERTE por Covid-19 si hay rebrotes y deben cerrar.

Además, las empresas que ya hayan recuperado a algunos trabajadores del ERTE o que se hayan acogido a los ERTE ordinarios (por causas técnicas, organizativas, económicas o de producción), tendrán los mismos descuentos que las compañías con ERTE totales.

Los ERTE de causas objetivas, así, pasan a tener las mismas condiciones que los de fuerza mayor. El objetivo es facilitar que se pueda pasar de uno a otro. Sobre todo ahora que el estado de alarma se ha terminado.

Publicidad

Comentarios