Bernie Sanders, el senador socialista que fracasó en las primarias de 2016 frente a Hillary Clinton, ha anunciado que se suma a las concurridas candidaturas para desalojar en 2020 a Donald Trump.

Publicidad

Bernie Sanders vuelve a la escena política con el férreo compromiso de derrotar a Donald Trump. Sanders define al líder republicano como “el presidente más peligroso de la historia estadounidense moderna”.

“Nuestra campaña no es solo sobre derrotar a Donald Trump”, ha advertido el senador por Vermont, de 77 años. Pese a la derrota en las primarias de 2016 frente a Hillary Clinton, Sanders logró que sus ideas calasen en el Partido Demócrata.

El veterano socialista pretende crear un Gobierno basado en los principios de justicia económica, social, racial y medioambiental. “Juntos, vosotros y yo y nuestra campaña de 2016 empezamos la revolución política. Ahora es hora de completar esa revolución e implementar la visión por la que luchamos”, ha dicho Sanders.

Primera candidatura

Cuando Berni Sanders anunció su primera candidatura en abril de 2015, el hecho causó interés en la sociedad. Sanders, senador independiente de 73 años del pequeño Estado de Vermont se definió como “socialista democrático”.

Sanders perdió. Enfrente tuvo a Hillary Clinton, quizás, la candidata mas preparada y arropada de la historia. Aún así, Sanders se quedó cerca y demostró que programas alejados del centrismo encarnado por Bill Clinton o Barack Obama podrían tener éxito.

Finalmente, en noviembre de 2016, Hillary Clinton perdió contra Trump y algunos acusaron a Sanders de la derrota del Partido Demócrata. Mientras tanto, otros miraron atrás y se preguntaron qué habría pasado con un candidato como Sanders frente a un populista republicano como Donald Trump.

Segunda candidatura

La segunda candidatura de Berni Sanders a las primarias por el Partido Demócrata supone todo un reto para el senador socialista. La intención de Sanders es capturar de nuevo esa energía de la izquierda del partido, pero esta vez no será tan fácil.

Las candidaturas a las primarias demócratas están más que concurridas. Hasta 11 candidatos se han presentado junto a Sander. Entre ellos destaca Elizabeth Warren, especialista en derecho y política y Kamala Harris, senadora de los Estados Unidos por California.

Además, esa supuesta “revolución” que ha experimentado el partido cuenta ya con portavoces más eficaces como Alexandria Ocasio Cortez. La joven neoyorquina de raíces puertorriqueñas estrena mayoría en el Congreso con 28 años y ya es la figura del momento en Estados Unidos.

Sin embargo, el veterano senador socialista en tan solo una horas ha recaudado cuatro millones para su campaña. Y es que Sanders es un político reconocido dentro y fuera del país con un aval de 13 millones de votos.

Por el contario, Sanders ya no es ese candidato anti-establishment que tan bien funciona entre cierto electorado. El socialista contruyó una maquinaria financiera que le permitió recaudar más de 230 millones de dólares en pequeñas donanciones.

Las propuestas de Bernie Sanders

“Hace tres años, durante nuestra campaña de 2016, cuando presentamos nuestra agenda progresista, nos dijeron que nuestras ideas eran radicales y extremas”, recordó Sanders durante su anuncio a la carrera presidencial para 2020.

“Pues han pasado tres años. Y como resultado de millones de estadounidenses alzándose y luchando, todas esas políticas y más son apoyadas ahora por una mayoría de estadounidenses”, sentenció Sanders.

La sanidad universal o los impuestos altos a los ricos son algunas de las propuestas del senador. También, la subida del salario mínimo o la lucha contra el cambio climático son las políticas progresistas de Bernie Sanders.

Partido Republicano Vs Socialismo

La reacción a la candidatura de Sanders no ha tardado en llegar. “Bernie Sanders ya ha ganado el debate en las primarias demócratas porque todos los candidatos están abrazando su estilo de socialismo”, ha comunicado Kayleigh McEnany, portavoz de la campaña del presidente.

Donald Trump dijo en su discurso sobre el estado de la Unión que atacará a los demócratas. “Esta noche, renovamos nuestra determinación de que Estados Unidos no será nunca un país socialista”, manifestó Trump.

Veremos si lo que proclama Trump se cumplirá en las próximas elecciones a la presidencia de Estados Unidos en 2020.

Publicidad

Comentarios