Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

La ciencia de los datos y la inteligencia artificial transforman los cuidados hospitalarios en áreas críticas como Cardiología, Anestesiología y UCI

Su aplicación permite avances en la detección temprana de problemas, la personalización de los tratamientos, la reducción de diagnósticos erróneos y la predicción de posibles complicaciones

Organizadores del curso junto a la Dirección Médica de la FJD y representantes de Edwards Lifesciences.

La apuesta firme por la introducción de la inteligencia artificial (IA) y el desarrollo de la ciencia de los datos, de la mano con las mejoras técnicas, han incrementado las capacidades y posibilidades de los dispositivos en la monitorización hemodinámica. Así se puso de manifiesto en el III Curso multidisciplinar de monitorización hemodinámica, recientemente celebrado en la Fundación Jiménez Díaz y en el que se destacó que ambas disciplinas están transformando, para bien, la forma en que se cuida a los pacientes en los hospitales, especialmente en áreas críticas como Cardiología, Anestesiología y las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

El Doctor Arnoldo Santos, especialista del Servicio de Medicina Intensiva en el hospital madrileño y organizador de la cita formativa, impulsada por el propio centro, la Unidad de Innovación Clínica y Organizativa (UICO) de los Hospitales de Quirónsalud integrados en la red pública madrileña (Sermas) y la empresa de tecnología sanitaria Edwards Lifesciences, resalta que esta jornada buscaba “comprender cómo se integra el progreso tecnológico de la ciencia de datos y la IA en el campo de la monitorización hemodinámica para aportar beneficios clínicos y valor en el manejo de pacientes en diferentes ámbitos”. “Se puso de relieve que ya hay dispositivos que permiten anticiparse al deterioro del paciente y proponer un manejo antes de que este ocurra o personalizar el tratamiento para ajustar de manera personalizada la cantidad de fluidos que necesita un paciente”, apunta. 

Mejor atención sanitaria y mayor sostenibilidad del sistema gracias a los datos

“El uso de la ciencia de los datos y la IA permite actuar con gran rapidez y fiabilidad en la toma de decisiones, pero más en el caso de pacientes críticos, con los que hay que decidir su manejo en pocos minutos, lo cual marcará su pronóstico. Así, los algoritmos de diagnóstico y monitorización nos facilitan enormemente el proceso”, señala por su parte el Doctor Óscar González, especialista del Servicio de Cardiología de la Fundación Jiménez Díaz. 

En cuanto a las grandes ventajas del empleo de la ciencia de los datos en el tratamiento de los pacientes, Antonio Herrero, director de Datos y Análisis de Quirónsalud, subraya que “permite una detección temprana de problemas y facilita una intervención rápida, ya que se analizan los datos de las diferentes pruebas o detectan irregularidades en los signos vitales; personalizar el tratamiento según las necesidades individuales de cada paciente, utilizando datos históricos y actuales la IA; y reducir el número de diagnósticos erróneos y tratamientos incorrectos”. Además, cabe destacar que ayuda al personal sanitario a predecir posibles complicaciones -como eventos cardiacos, complicaciones durante la cirugía, infecciones, fallos orgánicos y otros problemas graves antes de que ocurran-, añade el experto.

En un momento en el que la sostenibilidad de los sistemas sanitarios es un reto estratégico, el director de Datos y Análisis de Quirónsalud afirma que “estas herramientas mejoran la eficiencia, reducen costes, aumentan la calidad del cuidado, apoyan la toma de decisiones informadas y facilitan un acceso más equitativo a la atención médica; y todo esto contribuye a un sistema de salud más robusto y sostenible a largo plazo”.

Innovaciones en la monitorización hemodinámica

Debido a las limitaciones de las técnicas actuales, para predecir con precisión la aparición de un shock y determinar las estrategias de tratamiento óptimas para pacientes individuales, además de que los síntomas de las diferentes causas de esta afección son similares, “los sanitarios necesitan ayuda en la toma de decisiones tempranas para evitar un manejo de la hipotensión reactiva, reduciendo la duración de la misma y los retrasos en las intervenciones, lo cual minimizaría las posibles complicaciones que pudieran sufrir, como la lesión cardiaca o un fracaso renal”, indica también el Doctor César Pérez Calvo, jefe del Servicio de Medicina Intensiva de la Fundación Jiménez Díaz.

“Para la monitorización del ventrículo derecho y la circulación pulmonar, el cateterismo cardíaco derecho permite la medición directa de las presiones intracardíaca y pulmonar, así como del gasto cardíaco, y se usa comúnmente para estimar la precarga ventricular derecha y la poscarga”, subraya el Doctor Pérez, insistiendo en que “las técnicas adecuadas y el control de calidad son fundamentales para garantizar la precisión de estas mediciones”. “Sin embargo -matiza-, ya que la evaluación de la función ventricular derecha sigue siendo difícil e imperfecta, se necesitan mejores sustitutos para el acoplamiento arterial ventricular-pulmonar derecho, así como formas de identificar el ventrículo derecho en riesgo”.

Inestabilidad

En cuanto a la inestabilidad en pacientes con patologías cardíacas, la IA y los datos ayudan a predecir precoz e individualmente una posible mala evolución clínica de un paciente. “En este sentido, considero que la IA nos va a permitir poner en práctica una medicina más personalizada, como sucede en otras patologías”, apunta el Doctor González.

Para alcanzar el máximo potencial en la ayuda a los sanitarios a la toma de decisiones en situaciones complejas, durante la jornada se resaltó la importancia de formar al personal médico en el uso de nuevas tecnologías y su integración en la práctica diaria, así como la conveniencia de seguir invirtiendo en infraestructuras tecnológicas y en asegurar la privacidad y seguridad de los datos de los pacientes. “Es posible que, una vez familiarizados con el uso de estas tecnologías y con su aplicación más extendida, pueda verse mejora en resultados aún más relevantes para el paciente, como el tiempo de estancia hospitalaria o, incluso, de opciones de supervivencia”, concluye el Doctor Santos.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

Un 90% de los pacientes intervenidos están libres de recidiva bioquímica meses después -en algunos casos, hasta un año- de las intervenciones, lo que...

Inbox

El encuentro permitió informar a las familias sobre el abordaje de esta afectación neurológica de una manera global, y las estrategias terapéuticas y recursos...

Inbox

Entre las opciones terapéuticas se encuentran la colocación de un stent recubierto y/o derivador de flujo que anula el aneurisma o mediante embolización con...

Inbox

La técnica de termoablación simplifica la intervención y reduce el dolor postoperatorio, facilitando la recuperación y la vuelta a la actividad habitual después de...

Inbox

Ensayos clínicos novedosos en hospitales punteros con inmunoterapia, vacunas ARN e incluso la innovadora terapia con CAR-T cells, acreditan atacar al tumor y conseguir...

Inbox

El galardón reconoce la atención de excelencia que ofrece esta red asistencial, adaptada a las necesidades y expectativas de sus pacientes, integrando el mejor...

Inbox

Frente a otros tipos de cáncer, su tasa de supervivencia es alta debido a las estrategias de detección temprana y a las opciones de...

Inbox

Su responsable, el Doctor Borja Núñez de Aysa, aporta luz y valida científicamente los procedimientos que se realizan