Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

Los especialistas advierten de que la enfermedad renal crónica será la quinta causa de muerte en el mundo y la sexta en España en 2040

La Sociedad Europea de Cardiología recomienda que los varones mayores de 40 años y las mujeres mayores de 50 años sepan si pierden albúmina en orina y conocer su tensión arterial y el porcentaje de función de sus riñones

El Hospital Universitario General de Villalba ofreció a sus pacientes la jornada “Cuidando la salud de tus riñones” con motivo del Día Mundial del Riñón

El estudio Global Burden of Disease estima que la enfermedad renal crónica será la quinta causa de muerte en el mundo y la sexta en España en 2040, pasando a ser la segunda en el año 2100, según la Sociedad Española de Nefrología. En este escenario, con motivo del Día Mundial del Riñón y el objetivo de promover la detección temprana y prevenir esta patología, el Hospital Universitario General de Villalba, integrado en la red pública madrileña, ofreció a sus pacientes el pasado 10 de marzo, fecha de la onomástica, una jornada divulgativa de prevención de la enfermedad renal bajo el título “Cuidando la salud de tus riñones”.

Durante su inauguración, el doctor Óscar Gómez Martín, director corporativo de Continuidad Asistencial, explicó que la cita formativa, retransmitida a través del canal de Youtube de Quirónsalud, donde se sigue pudiendo visualizar, responde a una de las líneas estratégicas del hospital, la promoción de la salud, no sólo enfocada a mejorar la enfermedad, sino a la prevención de la misma: “Nos pareció muy procedente realizar esta jornada aprovechando el Día Mundial, sobre todo cuando el lema elegido para este año, ‘Aumentar el conocimiento para mejorar el cuidado renal’, era idóneo para aportar consejos que mejoren la calidad de nuestros riñones”.

La enfermedad renal crónica se produce cuando los riñones están dañados y no producen Klotho (una hormona antienvejecimiento) o no filtran la sangre como deberían, lo que aumenta notablemente el riesgo de envejecimiento acelerado, de muerte prematura y de tener que recurrir a la diálisis. El problema adicional es que la patología no presenta síntomas hasta que ya es demasiado tarde. De hecho, la Sociedad Europea de Cardiología indica que todos los varones mayores de 40 años y las mujeres mayores de 50 años, o con menopausia, deberían saber si pierden albúmina en orina y conocer su tensión arterial y el porcentaje de función de sus riñones mediante un análisis de orina y otro de sangre, respectivamente.

Además de los criterios de edad, cualquier persona con factores de riesgo de enfermedad de los riñones debería seguir un control riguroso, apuntó por su parte el doctor Alberto Ortiz Arduan, especialista en Nefrología e Hipertensión. Entre estos factores de riesgo se encuentran los problemas de corazón, el nacimiento prematuro, la diabetes, la hipertensión o el cáncer.

Prevenir la enfermedad renal crónica

A pesar de que, con el paso de los años, tendrá lugar una pérdida de la función renal, el doctor Ortiz señaló pautas para conservarla al máximo, más allá de la toma de fármacos: evitar que suba la tensión arterial, limitar el consumo de sal, realizar 30-60 minutos de ejercicio al día, evitar el exceso de calorías -sobre todo las llamadas ‘calorías vacías’, que son el azúcar y el alcohol-, limitar los alimentos y bebidas ricos en fosfato, ya que sobrecargan al riñón, y evitar las grandes cantidades de proteínas y los tóxicos, como el tabaco y los antinflamatorios no esteroideos.

Además, el nefrólogo recomendó evitar ciertas modas dañinas a nivel renal como las dietas ‘juicing’, los suplementos de gimnasio y los diuréticos o laxantes para perder peso. Por el contrario, aconsejó la ingesta de alimentos frescos: “Una norma fácil es comer de mercado, no de supermercado. Es decir, cocinar en casa evitando los alimentos procesados, es decir, evitando la sal, los fosfatos y las calorías ocultas”. “Es crucial -añadió- promover la salud renal para evitar, en la medida de lo posible, el envejecimiento acelerado y la necesidad de diálisis”.

“Hay tratamientos que ayudan a conservar la función de los riñones dañados, como los que bloquean el eje renina-angiotensina-aldosterona y los inhibidores de SGLT2. Además, hay que abordar la causa que ha producido la enfermedad renal, como un control adecuado de la presión arterial y de la diabetes o bajar el peso”, apuntó la doctora Soledad Pizarro, también especialista en Nefrología. Por ello, el principal reto en la atención al paciente renal es la concienciación de la salud renal y la prevención de la patología, objetivo para el que el Servicio de Nefrología del hospital villalbino ha diseñado un programa de prevención con el que detectar a los pacientes con riesgo de enfermedad renal avanzada antes de su aparición y poder ayudar así a ralentizar su progresión.

¿Todavía no estás suscrito a nuestra newsletter semanal?
Pincha para suscribirte GRATIS y la recibirás en tu correo

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

La “II Jornada de Humanización de la Asistencia Sanitaria” celebrada por el Hospital Universitario Infanta Elena permitió compartir cerca de dos decenas de proyectos...

Inbox

La reducción de las nuevas modalidades de contrato, sumado a la falta de resolución de convenio de oficina de farmacia, traen de cabeza a...

Inbox

En la actualidad existen técnicas muy precisas que permiten localizar la zona epileptógena y eliminarla o reducir su actividad anómala

Inbox

Un estudio reciente determina que los principales problemas suelen ser el déficit de memoria y la falta de atención

Inbox

El máster se ha consolidado en un ámbito poco abordado en los estudios pregrado, pero cada vez más necesario para los profesionales de la...

Inbox

En la entrega de las medallas y diplomas de académicos correspondientes, celebrada en la RANME, la directora científica del IIS-FJD intervino en nombre de...

Inbox

Su principal causa es el embarazo, y un diagnóstico y tratamiento oportuno es esencial para que no afecte la calidad de vida

Inbox

En el marco del XI Curso de Septoplastia Microscópica