Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

La Fundación Jiménez Díaz y Cáritas colaborarán para formar a cuidadores y familiares de personas mayores dependientes o en riesgo de dependencia

El convenio entre Fundación Jiménez Díaz y Cáritas permitirá el desarrollo de acciones conjuntas encaminadas a la mejora en la formación de la atención y cuidado de personas mayores y dependientes y sus redes de apoyo

García de Pruneda y el Doctor Arcos, tras firmar el convenio de colaboración.

La Fundación Jiménez Díaz y Cáritas Diocesiana de Madrid firmaron el pasado jueves un convenio de colaboración para el desarrollo conjunto de las actuaciones necesarias para mejorar la formación en atención a las personas mayores, que se llevarán a cabo en las instalaciones de la Escuela de Enfermería del hospital.

El convenio, firmado por Ana María Posada, gerente adjunta de la Fundación Jiménez Díaz, y Salvador García de Pruneda, director del servicio diocesano de empleo de Caritas Madrid, en un acto que contó también con la presencia del Doctor Javier Arcos, Aurora Herráiz, la Doctora Paloma Rodríguez y Blanca Pinedo; gerente, directora de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), directora de la Escuela de Enfermería y asesora jurídica del hospital, respectivamente; así como de Begoña Arias, subdirectora del Servicio de Empleo de Cáritas Diocesana de Madrid; promoverá la organización y promoción de cursos formativos orientados a cuidadores y familiares cuidadores de personas mayores.

Así, su objetivo es regular la colaboración de las entidades firmantes, para permitir el desarrollo de acciones conjuntas encaminadas a la mejora en la formación de la atención y cuidado de personas mayores y dependientes y sus redes de apoyo, favoreciendo la autonomía personal con la formación para cuidadores y familiares de personas mayores dependientes o con alto riesgo de dependencia, y promoviendo una formación integral sobre la atención y los cuidados necesarios para este colectivo.

Prevención y promoción de la salud a través los cuidadores

“El progresivo envejecimiento de nuestra sociedad requiere acometer soluciones para prever la realidad que nos alcanza, y que asumimos en la Fundación Jiménez Díaz sabiendo que solo en nuestro hospital tenemos algo más de 15.000 personas asignadas por zona mayores de 85 años”, afirma Herraiz, enmarcando la razón de ser del convenio alcanzado.

Y es que, como recuerda la directora de RSC, la prioridad de la Fundación Jiménez Díaz es “la salud de las personas”. “Esto significa que no sólo curamos, sino que también enseñamos a nuestros pacientes a cuidarse a través de una vida más sana y saludable -continua-; dentro de lo cual, la figura del cuidador o acompañante de las personas mayores y dependientes en sus hogares es clave”. Por ello, el compromiso del hospital es focalizar su labor en este sector de la sociedad, con el fin de proporcionarles herramientas sanitarias efectivas como la movilización, la higiene, las curas básicas o la atención de los pequeños accidentes en el hogar.

“Al mismo tiempo, somos conscientes de la doble fragilidad de las personas, la física y la psicológica, por lo que también tenemos en cuenta la relación entre el cuidador y la persona cuidada”, añade Herráiz, destacando la importancia de contar para ello con la colaboración de Cáritas, que entiende esta relación desde el respeto y la calidez y trabaja en el acompañamiento integral y contra la soledad no deseada. Además, la formación derivada del convenio tiene en cuenta las diferencias de costumbres y hábitos que pueden darse en la convivencia entre la persona cuidadora y la persona cuidada, al ser de diferentes culturas. “Así unimos profesionalidad sanitaria con experiencia humanitaria para construir una sociedad más sana y amable”, apostilla.

Desarrollo personal o profesional

Por su parte, para Arias, un proyecto que, a través de la formación, consigue desarrollar competencias para el desarrollo personal o profesional como cuidador “es una excelente noticia”. Más concretamente, considera que la propuesta de que personas con vocación de desarrollar su proyecto profesional en el sector de los cuidados y familiares cuidadores compartan aula “es innovadora y responde de manera complementaria a la misión y preocupación de ambas entidades: buscar a través del empleo en el sector sociosanitario una alternativa de promoción para personas en riesgo de exclusión, así como mejorar las condiciones de vida en su hogar de los mayores, cada vez en mayor aislamiento y soledad”.

En este sentido, en opinión de la subdirectora del Servicio de Empleo de Cáritas Diocesana de Madrid, desarrollar el curso en la Escuela Universitaria de la Fundación Jiménez Díaz “proporciona un contexto que enriquece la formación: compartir con alumnos y profesionales sanitarios será enriquecedor para las personas en formación, y una vía para animar a la colaboración desde la gratuidad del voluntariado para los equipos y alumnos”.

“Desde Caritas Madrid, esperamos iniciar en abril el primero de los cursos diseñados, y que esta experiencia sea inspiradora para organizar al menos uno al trimestre”, anuncia, ilusionada ante la puesta en marcha de “una iniciativa que pretende conseguir, a través de la formación y el acceso a una oportunidad laboral, mejorar las condiciones de vida de aquellos que no tienen empleo y de los mayores o dependientes que necesitan ser cuidados con calidad y calidez”.

Interés mutuo en objetivos comunes

Ambas entidades colaboran en el convenio mediante una Comisión Mixta de Seguimiento, planificando, evaluando y controlando las actuaciones y compromisos, con el objetivo compartido de ayudar, cuidar y atender a las personas mayores dependientes o en alto riesgo de dependencia o exclusión.

Objetivos que Cáritas lleva a cabo a través de talleres de capacitación y formación, mientras que la Fundación Jiménez Díaz, a través de su Servicio de Geriatría, promueve actuaciones tendentes a favorecer un envejecimiento generativo mediante el apoyo a las personas mayores y su red familiar y social, en las diferentes facetas que comprenden su atención, teniendo en cuenta tanto aspectos preventivos y terapéuticos como de rehabilitación o paliativos.

Además, desde su Departamento de RSC se impulsa la formación de cuidadores domiciliarios, facilitándoles herramientas para su labor de cuidado de las personas dependientes; y su Escuela de Enfermería forma a profesionales líderes en cuidados cuyos conocimientos se centran en las necesidades de salud y el cuidado de las personas y son de utilidad para cuidadores y familiares de mayores dependientes.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

El abordaje de la hipertrofia benigna de próstata puede implicar tratamiento farmacológico e intervención quirúrgica, además de los cambios en el estilo de vida...

Inbox

Suelen ser asintomáticos, especialmente en las etapas iniciales y a menudo se descubren como hallazgo casual al realizar pruebas de imagen en revisiones médicas

Inbox

Investigadores de Navarrabiomed, del CIBERCV en España y del CONICET en Argentina han demostrado que la galectina-1 es una diana terapéutica frente a la...

Inbox

Tradicionalmente se ha asociado el Parkinson con síntomas motores, pero se ha observado que los pacientes también experimentan trastornos gastrointestinales, alteraciones sensoriales y dificultades...

Inbox

La prevalencia de las fracturas de cadera aumenta por el envejecimiento poblacional y el sedentarismo, y es mayor a partir de los 75 años

Inbox

El Club de Campo Villa de Madrid alberga del 8 al 14 de abril la tercera edición del Open Comunidad de Madrid ATP Challenger...

Inbox

La marca Madrid Excelente certifica el compromiso con la excelencia de las empresas e instituciones que apuestan por la innovación, la mejora constante y...

Inbox

Los beneficios de la microbiota pueden transformar radicalmente el bienestar de los pacientes con un enfoque integral y personalizado