Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

Los Hospitales de Quirónsalud integrados en la red pública madrileña atendieron en 2021 cerca de la mitad de las e-consultas de los hospitales de la Comunidad de Madrid

Los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos, Infanta Elena y General de Villalba realizaron conjuntamente 122.031 consultas telemáticas el año pasado, un 41,3% más que en 2020

Hospitales de Quirónsalud integrados en la red pública madrileña. (Fotografía: Quirónsalud)
  • La e-consulta es una herramienta muy útil que aporta calidad, eficiencia y una alta capacidad de resolución, permite realizar consultas sobre una actuación clínica entre Atención Primaria y Atención Especializada, e integra la comunicación entre profesionales de ambos niveles asistenciales en la historia clínica del paciente, favoreciendo el trabajo multidisciplinar, la continuidad de cuidados y la coordinación de los recursos sanitarios, y evitando desplazamientos innecesarios al hospital, lo que revierte directamente en la salud del paciente
  • El uso de esta herramienta, que permite adjuntar imágenes y otros documentos, ha aumentado notablemente desde 2016, sobre todo con la pandemia, y abarca todas las especialidades médicas, siendo las más utilizadas Geriatría, Aparato digestivo, Neurología, Hematología, Medicina Interna, Radiología y Dermatología
  • Los cuatro hospitales que forman esta red asistencial cuentan, además, con el Portal Socio Sanitario, herramienta de desarrollo propio que ayuda a optimizar la atención sanitaria del hospital también en las residencias de mayores, facilitando la comunicación y coordinación en el seguimiento de los pacientes

Los Hospitales de Quirónsalud integrados en la red pública madrileña atendieron en 2021 a un total de 122.031 consultas telemáticas de las 260.664 realizadas en todos los centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid, lo que supone el 46,8 por ciento de las e-consultas de la región, según los datos de la Consejería de Sanidad madrileña que muestran el ritmo de adaptación al uso de la telemedicina por parte de los distintos centros autonómicos.

Concretamente, los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz (Madrid), Rey Juan Carlos (Móstoles), Infanta Elena (Valdemoro) y General de Villalba (Collado Villalba) incrementaron el pasado ejercicio un 41,3 por ciento su atención telemática en relación a 2020, mientras que el conjunto de los hospitales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) aumentaron las e-consultas atendidas en el mismo periodo en un 32,9 por ciento con respecto al año anterior, pasando de unas 196.000 a más de 260.500.

La e-consulta es una herramienta muy útil que permite realizar y agilizar consultas sobre una actuación clínica entre los dos niveles asistenciales -Atención Primaria y Atención Especializada-, e integra la comunicación entre profesionales de ambos ámbitos en la historia clínica (HC) del paciente, favoreciendo así el trabajo multidisciplinar y la continuidad de los cuidados. Se trata de una evolución en la atención sanitaria que aporta calidad, eficiencia, agilidad y una alta capacidad de resolución, ya que puede ser utilizada y está accesible por parte de todos los diferentes profesionales que intervienen en la atención sanitaria, lo que revierte directamente en la salud del paciente.

“Esta herramienta de comunicación entre los diferentes profesionales implicados en el cuidado del paciente evita desplazamientos innecesarios y además permite coordinar mejor los recursos sanitarios necesarios”, explica la Doctora Ana Isabel Hormigo, geriatra de la Fundación Jiménez Díaz, calificando de “muy sencillo” su funcionamiento y destacando el hecho de que esté integrada en la HC del paciente, sea “visible y accesible para todos los profesionales implicados en su cuidado, además de por su médico de Atención Primaria” y ayude, por tanto, “a mejorar la asistencia sanitaria, la comunicación y la continuidad de cuidados”.

Las e-consultas tienen, además, una doble vertiente: clínica y administrativa, ya que permiten desde resolver dudas clínicas, de tratamiento, de evolución o manejo del paciente, coordinar transfusiones en Hospital de Día sin el paso de este por Urgencias o hacer valoraciones nutricionales, entre otros muchas gestiones, hasta hacer tramites de recuperación de citas perdidas, valorar su adelantamiento por cambio clínico, solventar errores de citación o generar anexos para reembolso de material ortoprotésico, etc. En función del tipo de consulta telemática existen diferentes circuitos específicos para darle respuesta.

Beneficios de la e-consulta

En este sentido, el Doctor Daniel Calero, especialista del Servicio de Aparato Digestivo del hospital madrileño, añade: “Los dos tipos de consulta, clínica y administrativa, son útiles y benefician tanto al médico de Atención Primaria como al especialista y, sobre todo, al paciente, ya que pueden evitar visitas y desplazamientos innecesarios, facilitan información y seguimiento y ajustes del tratamiento e, incluso, posibilitan la detección de problemas y orientar a la conveniencia de una visita presencial y hasta un ingreso”.

“Sin duda, el paciente es el eje de la iniciativa, ya que puede solucionar algunos de sus problemas clínicos sin necesidad de acudir al hospital”, asevera por su parte la Dra. María del Mar Epifanio, directora del Centro de Salud Martín de Vargas, en Madrid, subrayando la “potencia” de la herramienta y la “comunicación fluida, ágil, efectiva y con alta capacidad de resolución” que permite: “Desde que el profesional de Atención Primaria hace la e-consulta, la respuesta por parte de su compañero de Atención Especializada no suele demorarse más de 48 horas, resolviendo con eficacia la pregunta o, en caso de no poder ser resuelta de forma telemática, generando desde una consulta y las pruebas precisas para que el paciente sea atendido en el hospital”.

A su juicio, además de su alta capacidad de resolución, que evita visitas presenciales al hospital, los beneficios de la herramienta derivan del hecho de que permite un trabajo multidisciplinar entre los distintos niveles asistenciales, lo que revierte en la salud del paciente, aportando calidad y eficiencia. Además, como permite adjuntar imágenes y otros documentos, facilita mucho la atención de los pacientes del centro de salud, y puede ser utilizada por todos los profesionales que trabajan en él: pediatras, médicos de familia y enfermeros.

Una utilidad que corrobora Isabel Andueza, responsable de Enfermería y de PCI del Centro de Salud Linneo: “Mi experiencia con la e-consulta es muy satisfactoria; es una herramienta muy ágil en la resolución de dudas y problemas que surjan en la atención del paciente respecto a tratamiento y citas, entre otras, y especialmente útil a la hora de dar continuidad en la asistencia con los pacientes”, dice, asegurando que, como enfermera, “el feedback que tengo es imprescindible e insustituible a la hora de gestionar altas, cambios de citas, etc”.

Ventajas especialmente importantes para una población cada vez más envejecida y con mayores problemas de salud y de movilidad, al garantizar la continuidad asistencial entre Primaria y Especializada, y que se han hecho más evidentes desde la llegada de la pandemia generada por la Covid-19, ya que ha favorecido la comunicación y la citada continuidad en los cuidados, evitando retrasos en la atención sanitaria y limitando desplazamientos.

Incremento de uso y Portal Socio Sanitario

Así lo corroboran los datos de usabilidad de la e-consulta, que los doctores Hormigo y Calero aseguran se ha incrementado notablemente desde 2016, y de forma más intensa en los últimos dos años, abarcando cada vez más especialidades médicas, ya que, a la Geriatría y el Aparato Digestivo, se han ido sumando consultas en todas las áreas médicas y de Enfermería, siendo las más utilizadas Geriatría, Aparato digestivo, Neurología, Hematología, Medicina Interna, Radiología y Dermatología, apunta también la Doctora Epifanio.

Adicionalmente, los hospitales universitarios Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos, Infanta Elena y General de Villalba cuentan con el Portal Socio Sanitario, herramienta de desarrollo propio que ayuda a optimizar la atención sanitaria del hospital también en las residencias de mayores, facilitando la comunicación y coordinación en el seguimiento de los pacientes.

A través de este portal, los facultativos de las residencias del ámbito de influencia de esta red asistencial también pueden hacer e-consultas a los especialistas de sus respectivos hospitales de referencia, proporcionando un modelo de atención sanitaria ágil e integral que favorece la coordinación y la continuidad asistencial.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

La planificación y el seguimiento nutricional adecuado son claves para una vida saludable y un rendimiento deportivo óptimo

Inbox

El Premio de Embajador de la Excelencia Europea y el Premio Nacional de Gestión excelente, innovadora y sostenible han sido los dos últimos reconocimientos...

Inbox

“En este encuentro no hablamos de salud digital en futuro, sino en presente, como clave para garantizar la sostenibilidad y eficiencia del sistema sanitario;...

Inbox

La investigación que lidera el doctor Javier Cortés, jefe del Programa de Cáncer de Mama del Hospital Ruber Internacional, revela que añadir pembrolizumab, un...

Inbox

El hospital mostoleño informó y formó a pacientes y familiares sobre el control de los factores de riesgo cardiovascular en su IX Jornada del...

Inbox

La unidad cuenta con la última tecnología para el estudio y análisis individualizado de la biomecánica del pie

Inbox

La protección del paciente se centra en seis puntos clave: identificación del paciente, cirugías seguras, disminución del riesgo de infecciones asociadas a la atención...

Inbox

Liderada por la doctora Patricia Martín Rojas-Marcos, experta en el tratamiento farmacológico para el sobrepeso y la obesidad