Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

El HURJC completa la oferta asistencial de su Unidad de Reproducción Asistida

El hospital madrileño completa la oferta asistencial con técnicas de fecundación in vitro, criopreservación de gametos y vitrificación embrionaria

Equipo de la Unidad de Reproducción Asistida del HURJC.

La infertilidad está considerada ya un problema de salud, observándose un aumento progresivo de su prevalencia por diversos factores, entre los que destaca el retraso del primer embarazo, principal factor de riesgo conocido de esterilidad. De hecho, la edad media a la maternidad no ha dejado de aumentar desde 1980, y en 2019 se situaba en 32,3 años a nivel nacional y en 33,1 en la Comunidad de Madrid, a pesar de que es sabido que la capacidad de reproducción, máxima entre los 20 y los 30 años, comienza a disminuir progresivamente a partir de esa edad, hasta bajar del 5 por ciento a los 40 años.

Este escenario hace que las tasas de esterilidad ronden el 14-16 por ciento de la población española; que la tasa bruta de natalidad (número de nacidos por 100.0000 habitantes) fuera en 2020 de 7,2 hijos en España y de 7,7 en nuestra región; que la tasa global de fecundidad (número de nacidos por cada 1.000 mujeres) se situara ese año en 32,28 en España y en 32,5 en Madrid; y que el número de hijos por mujer siga disminuyendo, ya que, tanto a nivel nacional como regional, las mujeres tienen entre uno y dos hijos, siendo cada vez más las que solo tienen uno.

Tendencia del desequilibrio demográfico

Como consecuencia de esta situación, la población está envejeciendo, y es necesario atenuar en lo posible esta tendencia para hacer frente al desequilibrio demográfico, y responder a la mayor demanda de las técnicas de reproducción en la que se traducen los nuevos modelos de familia.

Todos estos motivos han requerido plantearse un incremento de la oferta de las citadas técnicas, a lo que respondió el Plan Estratégico de protección a la maternidad y paternidad y fomento de la natalidad y la conciliación que la Comunidad de Madrid aprobó en 2022. Entre las 80 medidas que contempla esta estrategia, se incluyen ocho encaminadas a fomentar, favorecer y facilitar el incremento de la natalidad, mejorando el diagnóstico precoz de los problemas de fertilidad y la accesibilidad y disminuyendo el tiempo de demora de acceso a las consultas y técnicas de reproducción humana asistida, y que justifican la necesidad de incrementar el número de centros que puedan ofrecerlas, una vez mejoradas su seguridad clínica, eficacia y efectividad, para satisfacer la expectativa generada.

Objetivos, cartera de servicios, alcance y dotación de la nueva unidad

En este contexto, y una vez que en 2019 obtuvo autorización para el funcionamiento de una Unidad de Inseminación Artificial con laboratorio para capacitación espermática, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, integrado en la red pública madrileña (Sermas), acaba de completar la oferta asistencial de su Unidad de Reproducción Asistida con técnicas de fecundación in vitro (FIV), criopreservación de gametos y vitrificación embrionaria, para poner al servicio de sus pacientes la tecnología más innovadora, una cartera de servicios amplia y de calidad, sistemas de gestión, seguridad y excelencia acreditados, profesionales especializados y el trato más humano y cercano.

Tal y como explica su responsable, la Doctora Belén Acevedo Martín, los objetivos de esta nueva unidad incluyen “agilizar el acceso a las técnicas de reproducción humana asistida en las personas con deseo reproductivo no cumplido; aumentar la disponibilidad de las mismas en un área sanitaria con insuficiente oferta; mejorar su accesibilidad, acercando estos tratamientos a la población del Sur de la Comunidad de Madrid; favorecer la libre elección de hospital donde la persona desea recibir la prestación; y prestar una atención humanizada, acompañada de seguridad clínica, eficacia y efectividad”.

Ampliación de cartera de servicios

Concretamente, el hospital mostoleño ha ampliado su cartera de servicios de Reproducción Asistida incorporando las técnicas de fecundación in vitro -técnica que permite que los ovocitos de la paciente se fecundan en el laboratorio, con los espermatozoides de la pareja o donante-, criopreservación de gametos -óvulos o espermatozoides, por razones médicas- y vitrificación embrionaria -criopreservación de preembriones sobrantes de un ciclo de FIV con el fin de su utilización posterior-.

Gracias a esta completa cartera de servicios, a la que próximamente se sumará la donación de óvulos (ovodonación) -continúa la especialista-, “los tratamientos de reproducción humana asistida disponibles en nuestro centro podrán ayudar a lograr la gestación en aquellas personas con imposibilidad de conseguirlo de forma natural, no susceptibles a tratamientos exclusivamente farmacológicos, o tras el fracaso de estos”, siempre que se ajusten a los criterios de inclusión generales para los tratamientos de reproducción humana asistida y específicos para la técnica a utilizar en cada caso concreto, y una vez descartados los criterios de exclusión, establecidos para el ámbito del Servicio Público Madrileño de Salud en su área única.

Para ello, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos cuenta con cinco ginecólogos, dos biólogos, dos auxiliares de Enfermería y una enfermera, y está dotado con dos consultas, un quirófano totalmente equipado, una sala de reposo para la adaptación al medio y un laboratorio con tecnología de última generación que destaca por un sistema de trazabilidad automatizada para aumentar la seguridad del proceso y las pacientes y un equipo de incubación time-lapse preparado para aplicar mejoras basadas en la inteligencia artificial.

Digitalización al servicio de las pacientes

Además, alineado con la apuesta del centro por las nuevas tecnologías (tanto sanitarias como de gestión) y la digitalización al servicio de las pacientes, su salud y calidad de vida, y de la humanización de la atención sanitaria, la nueva Unidad de Reproducción Asistida del hospital mostoleño pone a disposición de las usuarias el Portal del Paciente, principal canal de comunicación bidireccional con ellas, con herramientas como los servicios y consultas no presenciales y las vías clínicas.

Con esta aplicación se persigue ofrecer una atención rápida e integral dirigida a “minimizar los potenciales daños psicológicos y de resultados que pueden generar las prolongadas listas de espera y causando las mínimas molestias en forma de desplazamientos o pérdida de tiempo y horas de trabajo, para que las pacientes puedan ser partícipes de su proceso de salud de forma activa, responsable y transparente”, indica la Doctora Acevedo.

Previsiones de futuro

Tras haber empezado a atender a sus primeras pacientes a principios de junio y haber llevado a cabo las dos primeras punciones ováricas el pasado día 7, con nada menos que 12 y 19 ovocitos, respectivamente, la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Rey Juan Carlos prevé realizar unos 400 ciclos en 2023, con una media de diez punciones semanales, e incrementar estas cifras en el próximo ejercicio completo, consolidándose en el menor tiempo posible como referencia de calidad y seguridad en este tipo de procedimientos, tanto por volumen asistencial como por resultados, en el Sur de la Comunidad de Madrid.

Y es que “ofrecer las técnicas más innovadoras, una cartera de servicios amplia y de calidad, sistemas de gestión, seguridad y excelencia acreditados y el trato más humano y cercano para afrontar el reto de atender las necesidades de la sociedad en el campo de la reproducción, que consideramos un bien social futuro, sitúa a nuestras pacientes verdaderamente en el centro de la atención sanitaria y de nuestra actividad, permitiendo que sea ella quien nos elija y exija”, concluye la Doctora Acevedo.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

Cualquier persona que vaya a realizar un viaje a un país en el que existen riesgos para su salud puede acudir a este servicio,...

Inbox

Investigadores de CNIC han caracterizado en detalle los procesos por el que un fármaco común en cáncer, las antraciclinas, causan toxicidad cardiaca

Inbox

Los facultativos han acercado a los jóvenes a la situación actual del problema del suicidio, les han explicado qué sentimientos de malestar pueden experimentar...

Inbox

La unión de ribavirina y remdesivir consigue eliminar de forma rápida el virus, al inducir un exceso de mutaciones en su genoma que le...

Inbox

El curso se enmarca en el convenio de colaboración recientemente firmado entre ambas instituciones para el desarrollo conjunto de las actuaciones necesarias para mejorar...

Inbox

Con un enfoque multidisciplinar, la nueva unidad de Heridas Complejas y Estomaterapia combina lo último en tecnología médica con la experiencia de profesionales altamente...

Inbox

La marca certifica el compromiso con la excelencia de las empresas e instituciones que apuestan por la innovación, la mejora constante y la contribución...

Inbox

El abordaje de la hipertrofia benigna de próstata puede implicar tratamiento farmacológico e intervención quirúrgica, además de los cambios en el estilo de vida...