Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

El Infanta Elena traslada el hospital al hogar del paciente para ofrecer una asistencia sanitaria completa

La Unidad de Hospitalización a Domicilio actuará con igual eficacia y seguridad, mayor comodidad y una recuperación más rígida, manifiestan desde el hospital

La Unidad de Hospitalización a Domicilio del hospital valdemoreño ha aumentado el volumen de pacientes atendidos desde su puesta en marcha en 2016, hasta alcanzar el año pasado las 384 altas

El Hospital Universitario Infanta Elena, integrado en la red pública madrileña, comparte la idea de que ‘no hay lugar como el hogar’, sobre todo cuando las personas no están en óptimas condiciones de salud. Por ello, desde 2016 cuenta con una Unidad de Hospitalización a Domicilio que cada año ha aumentado el volumen de pacientes atendidos hasta alcanzar en 2021 las 384 altas.

El servicio se encarga de llevar los cuidados asistenciales del hospital a la vivienda del paciente con el objetivo de “ofrecer una atención sanitaria completa y con las mismas condiciones de eficacia y seguridad que si se encontrasen hospitalizados, disfrutando al mismo tiempo de las ventajas de encontrarse en sus propios domicilios”, explica el doctor Luis María Martín Rodríguez, especialista del Servicio de Medicina Interna del centro valdemoreño y responsable de la Unidad de Hospitalización a Domicilio.

Así, un equipo del hospital acude regularmente al hogar del enfermo para brindarle todos los servicios sanitarios que requiera: administración de tratamientos intravenosos, realización de valoraciones clínicas, toma de muestras para analíticas, suministro de medicamentos, curas y recambio de sondas. Esta alternativa se ofrece cuando el paciente no tiene una enfermedad grave, y siempre una vez que el equipo médico ha constatado que en casa se garantizarán unas condiciones adecuadas para continuar el tratamiento.

La unidad está formada por el doctor Martín Rodríguezy tres enfermeras –Lucía Sánchez, Irene Romera y Beatriz Cañadas-, que se trasladan a los hogares de los pacientes en un coche eléctrico, en coherencia con los objetivos de sostenibilidad ambiental del centro. Con ellos llevan siempre los materiales y recursos necesarios para hacer frente a cualquier urgencia y prestar un servicio adaptado a cada patología. Además, el equipo está disponible por teléfono las 24 horas del día para resolver cualquier incidencia en el menor tiempo posible.

Bienestar, atención y cuidado a domicilio

Entre los múltiples beneficios que ofrece esta modalidad de atención se sitúa, en primer lugar, la comodidad de la que puede disfrutar el paciente. “Al encontrarse en su domicilio, la experiencia del ingreso es mucho menos traumática. No tiene que adaptarse a los horarios del hospital ni a posibles ruidos, se preserva mucho mejor su intimidad y mantiene sus rutinas de higiene”, comenta el doctor Martín Rodríguez.

En segundo lugar -añade-, el médico especialista asegura que, al permitir que la persona enferma se encuentre en su entorno habitual y con el apoyo de su familia, “se facilita la recuperación funcional y disminuyen los posibles episodios confusionales asociados a los ingresos hospitalarios convencionales”.

Por si fuera poco, el sistema ayuda al equipo facultativo a conocer con exactitud el medio en el que se desenvolverá el paciente tras el alta médica para ofrecerle una valoración integral y evitar reincidencias, lo que, como confirma el especialista, “permite plantear acciones de tratamiento personalizadas, sugerencias de adaptaciones de dietas o mobiliario y realizar una educación sanitaria especialmente dirigida al paciente y su familia”.

Adicionalmente, que comenta el responsible de la unidad, la unidad favorece una gestion y uso más responsable y eficaz de las camas de Hospitalización, liberando recursos para atender a pacientes que solo pueden ser asistidos mediante ingreso o permitiendo derivarlos a otras necesidades hospitalarias.

La labor de la unidad durante la pandemia

En 2020, con la llegada de la Covid-19, la Unidad de Hospitalización a Domicilio supo adaptarse a la situación de crisis sanitaria y se convirtió en el personal de apoyo a las residencias del área. “Este intenso contacto permitió que, tras el paso de la terrible primera ola, las residencias nos conociesen y confiasen en nosotros, multiplicando nuestra relación desde entonces. Gracias a ello, ahora somos capaces de tratar directamente en estas instituciones a muchos pacientes que previamente habrían sido remitidos a Urgencias, evitando así la saturación de este servicio y, lo más importante, las molestias a los propios pacientes y sus familiares. Es más, conseguimos hacerlo de una forma más precoz, por lo que la situación de los pacientes se deteriora menos, y se mejora por tanto el pronóstico”, relata el doctor Martín Rodríguez.

“El régimen de hospitalización a domicilio ofrece tranquilidad y confianza para los pacientes y sus familias, puesto que, en general, lo recomendable es que los enfermos permanezcan el menor tiempo posible en el centro para reducir el riesgo de contagio de enfermedades, algo con lo que la población viene mostrando una especial sensibilización desde el inicio de la pandemia”, añade.

Llevar la hospitalización a más hogares

Desde 2019, esta iniciativa ha incrementado progresivamente el volumen de pacientes ingresados en sus hogares, hasta registrar en 2021 las 384 altas. “Lo hemos logrado gracias a la optimización de los procesos internos de la unidad y al trabajo que comenzamos a realizar con las residencias de mayores, en coordinación con sus equipos médicos”, puntualiza el especialista. Y la trayectoria de mejora continua. “Nuestro objetivo para 2022 es consolidar nuestro trabajo, con la intención de replicar el modelo de atención en otros hospitales madrileños, ya ha demostrado ser altamente positivo”, indica el responsable de la Unidad de Hospitalización a Domicilio. “Así se pone de manifiesto, de forma reiterada, en los numerosos agradecimientos que nos remiten los pacientes”, concluye

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

En la entrega de las medallas y diplomas de académicos correspondientes, celebrada en la RANME, la directora científica del IIS-FJD intervino en nombre de...

Inbox

Su principal causa es el embarazo, y un diagnóstico y tratamiento oportuno es esencial para que no afecte la calidad de vida

Inbox

En el marco del XI Curso de Septoplastia Microscópica

Inbox

Ambas instituciones refuerzan su colaboración e impulsarán conjuntamente los programas y proyectos que aporten más valor profesional

Inbox

El hospital madrileño ha organizado el curso ‘Visión Multidisciplinar del Uso de la Vitamina D’, con la acreditación de la Universidad Autónoma de Madrid...

Inbox

Se trata de la primera unidad de atención nutricional y funcional del paciente oncohematológico

Inbox

Investigadores del CIBERCV en el IIS-FJD-UAM y del CNIC sugieren que los niveles de cadenas ligeras libres de immunoglobulinas podrían ser un biomarcador pronóstico...

Inbox

El diagnóstico del cáncer de ovario es clínico y fundamentalmente por pruebas de imagen, Ecografía, TAC, RMN o PET-TAC