Síguenos en redes

¿Qué deseas buscar?

Inbox

Imaginar la sanidad del futuro, un paso adelante hacia la incorporación de la Medicina Personalizada de Precisión

La Fundación Instituto Roche ha impulsado la elaboración del informe “Sanidad del Futuro y Medicina Personalizada de Precisión” para plantear el escenario futuro de nuestro sistema sanitario

La Doctora Ayuso (4ª por la izda), junto al resto de participantes en el encuentro.

¿Es posible imaginar un escenario ideal de la sanidad del futuro en el que la Medicina Personalizada de Precisión esté totalmente implementada? Aunque no se pueda conocer con certeza cómo será la sanidad del futuro, sí se puede estimar hacia dónde se dirige el sistema sanitario teniendo en cuenta los principales aspectos que influyen en su configuración, como son los avances científicos, tecnológicos o los cambios demográficos y sociales.

La Fundación Instituto Roche ha organizado ayer una jornada con el objetivo de presentar el informe Sanidad del Futuro y Medicina Personalizada de Precisión”, publicado recientemente, y elaborado por un grupo multidisciplinar de expertos de referencia nacional, entre ellos, la Doctora Carmen Ayuso, jefa del Servicio de Genética de la Fundación Jiménez Díaz, que plantean un escenario de la sanidad del futuro en el que la Medicina Personalizada de Precisión estará completamente implementada; así como las principales recomendaciones para alcanzar dicho escenario.

La jornada ha sido clausurada por el ministro de Sanidad, José Manuel Miñones, quien ha destacado el trabajo que se realiza de manera coordinada con las diferentes comunidades autónomas, con la ampliación y refuerzo del PERTE de Salud de Vanguardia y el compromiso del Gobierno con la Salud Digital. Aparte, ha recalcado la necesidad de seguir avanzando en la implementación del diagnóstico precoz, los cribados y el procesamiento de los datos en el sistema sanitario.

Medicina Personalizada de Precisión

La Medicina Personalizada de Precisión supone un cambio de paradigma y una nueva realidad asistencial para el sistema sanitario. En el encuentro, Patrick Wallach, presidente de la Fundación Instituto Roche, ha puesto en valor el trabajo realizado por la fundación desde hace casi 20 años por contribuir a hacer realidad la Medicina Personalizada de Precisión en nuestro país, “una nueva forma de hacer medicina que permite un abordaje preventivo, diagnóstico y terapéutico personalizado más eficaz y seguro para cada paciente, que supone no solo un cambio en cuanto a la atención clínica, sino que también impacta en la propia Medicina Preventiva Personalizada y la Salud Pública de Precisión”.

Por su parte, Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación Instituto Roche, ha reforzado la necesidad de transformación del sistema sanitario para la incorporación de la Medicina Personalizada de Precisión: “Se requiere de una transformación organizativa y a nivel estructural de la atención clínica, así como replan­tear los roles y funciones de los profesionales sanitarios y otros agentes involucrados, como los usuarios del sistema. Estos cambios deben acompañarse de la transformación di­gital de la salud y la adaptación del marco ético-legal, así como del desarrollo de políticas y estrategias para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad del sistema”.

La Medicina Personalizada de Precisión, en la sanidad del futuro

El escenario propuesto por el grupo de trabajo está basado en modelos de atención sanitaria, de investigación e innovación y de formación y adquisición de competencias; en el que los profesionales sanitarios y los usuarios tendrán un papel clave. Asimismo, estará sustentado en tres elementos básicos: la tecnología y la transformación digital, el marco ético-legal y las políticas sanitarias que contribuirán a la sostenibilidad del sistema.

La Doctora Encarna Guillén, coordinadora del informe y presidenta de la Asociación Española de Genética Humana, ha compartido el modelo de atención sanitaria del futuro, planteado en el informe, que dejará atrás el actual modelo basado en niveles asistenciales para pasar a una organización matricial donde todos los agentes implicados en el sistema se encontrarán interrelacionados, garantizando así la continuidad asistencial y el abordaje de la salud del individuo con una visión más holística.

La atención sanitaria del futuro estará organizada en tres ámbitos de actuación interrelacionados, organizados en red y con la persona en el centro: el espacio sanitario único, la salud ubicua, y la salud pública de precisión. Los equipos multidisciplinares serán esenciales, según la Doctora Guillén, incluyendo nuevas especialidades sanitarias y perfiles profesionales (genética médica, genética y genómica clínica de laboratorio, ciencia de datos, informática biomédica, salud pública de precisión, asesores genéticos, etc) y cobrará especial relevancia la figura del profesional de gestión de casos como responsable de la coordinación de los agentes implicados en el sistema y con el usuario.

Investigación multidisciplinar y en red

En el futuro, se consolidará un modelo de investigación multidisciplinar y en red, basado en la colaboración y cooperación entre usuarios, profesionales sanitarios e investigadores; así como el establecimiento de sinergias entre instituciones públicas y privadas, donde los institutos de investigación sanitaria cobrarán un papel de mayor relevancia. En este modelo de investigación fluido todos los agentes trabajarán y colaborarán estrechamente para trasladar los descubrimientos y los avances científicos a la práctica clínica.

Asimismo, se incluirán nuevas formas de investigación e innovación, donde el usuario no solo será un mero receptor de los avances en salud, sino que podrá adquirir un papel protagonista y colaborador, a través de lo que se denomina ciencia ciudadana. De esta manera, como ha aseverado la jefa del Servicio de Genética del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, la Doctora Carmen Ayuso, “cualquier persona podrá participar activamente en un proceso científico, aportando datos sobre su salud (como datos genómicos o biomarcadores moleculares) y su experiencia como paciente, pudiendo ser partícipe en la toma de decisiones en relación con la investigación y la innovación en salud”.

La incorporación de la Medicina Personalizada de Precisión vendrá acompañada necesariamente de un nuevo modelo de formación tanto para profesionales del sistema sanitario como para usuarios. Los profesionales sanitarios se enfrentarán a retos formativos relacionados con la adquisición de nuevas competencias dirigidas al desempeño de su práctica profesional, y será la Administración, entre otros, la responsable de coordinar dicha estrategia. Todos los profesionales contarán con conocimientos comunes y competencias básicas sobre la Medicina Personalizada de Precisión, que se impartirán tanto en la formación de grado, como en la formación sanitaria especializada y en la continuada.

Transformación digital del sistema

Los modelos planteados de atención sanitaria, investigación e innovación y de formación, se enmarcan en un contexto en el que la transformación digital del sistema se habrá completado. De acuerdo con el Doctor Fernando Martín-Sánchez, profesor de Investigación en Salud Digital en la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, la transformación digital se refiere a que la tecnología sirva para mejorar procesos asistenciales y, al mismo tiempo, a hacer que la revolución digital alcance al paciente allá donde se encuentre.

Según ha aseverado el profesor, “esta transformación digital tiene también un componente de innovación, que permitirá desarrollos tecnológicos con tanto potencial en biomedicina y salud como los gemelos digitales, el metaverso o la inteligencia artificial. Además de la creación de una base de datos federada a nivel nacional bajo el marco europeo sobre Gobernanza de los Datos, Data Lake sanitario nacional, que posibilite el acceso a datos (anonimizados o seudonimizados, en función del uso)”.

En este contexto, se contará con plataformas digitales, como la Historia Integrada de Salud, un registro electrónico y completo de la información de salud del individuo que posibilitará disponer de una visión completa y detallada de la información bio-psico-social del paciente. Para el Doctor Martín-Sánchez, avanzar en su implementación y en la interoperabilidad de datos entre diferentes sistemas y organizaciones sanitarias permitiría que “los profesionales sanitarios pudieran tomar decisiones más informadas y personalizadas para la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades, evitando la duplicación de pruebas y tratamientos, y reduciendo los errores médicos”.

La importancia de la seguridad de los datos

El escenario ideal futuro presenta grandes desafíos, éticos y legales. La disponibilidad masiva de datos exigirá la puesta en marcha de un sistema de garantías que salvaguarde los derechos y la privacidad de las personas. En palabras del Doctor Íñigo de Miguel, investigador Ikerbasque en el Grupo de Investigación en Ciencias Sociales y Jurídicas aplicadas a las Nuevas Tecnociencias de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea, “confiar excesivamente en la capacidad de una persona para disponer o no de sus datos siguiendo su libre albedrío, especialmente a través del uso del consentimiento como herramienta, conlleva a veces perjuicios para la mejora en la atención sanitaria o en la salud pública. Lo que de verdad sirve para protegerle es, a menudo, introducir unas garantías adecuadas en el tratamiento de los datos y exigir al responsable que asuma las consecuencias de cualquier posible problema derivado de ese tratamiento”.

La asistencia sanitaria del futuro, tal y como ha aseverado el Doctor Íñigo de Miguel, deberá basarse en la capacidad de disponer de los datos de un paciente en todo momento, así como en su portabilidad. “Aparte, en lo que atañe a la investigación, el futuro necesita de la creación de grandes bases de datos de calidad, con estándares precisos que permitan optimizar su utilidad”, ha subrayado.

Papel político en la inversión

Los decisores políticos juegan un papel protagonista en la sanidad del futuro, con la puesta en marcha de políticas no ideológicas que faciliten la implementación de la Medicina Personalizada de Precisión en el sistema sanitario, garantizando a su vez el desarrollo de un sistema sanitario de calidad equitativo y sostenible en el tiempo. Como ha explicado el portavoz de la Comisión de Sanidad y Consumo del Senado, Antonio Alarcó, “es imprescindible, no una opción sino una obligación, una estrategia o plan de Medicina Personalizada de Precisión que garantice la implementación de esta nueva manera de hacer medicina de la evidencia por parte del Servicio Nacional de Salud conjuntamente con las comunidades autónomas, con determinación de centros de referencia nacional de las distintas patologías; a fin de evitar duplicaciones y triplicaciones innecesarias y siempre con conexión directa con el Plan Europeo de Genómica y Medicina Personalizada”.

Sostenibilidad del sistema

Aunque requiera una inversión inicial, la Medicina Personalizada de Precisión puede contribuir a la sostenibilidad del sistema. El ex secretario General de Sanidad José Martínez Olmos ha señalado cuáles deberían ser las principales líneas de acción a seguir en el futuro: “El aumento de la cronicidad y la alta prevalencia de personas polimedicadas requiere una reorientación de la Atención Primaria, más cuidados y mejor coordinación entre profesionales y entre salud y el espacio sociosanitario; así como favorecer la innovación y su uso cuando conlleve nuevas posibilidades diagnósticas y terapéuticas, con criterios de equidad y sostenibilidad”.

Para lograr alcanzar la correcta implementación de la Medicina Personalizada de Precisión en el sistema sanitario, el grupo multidisciplinar de expertos coincide en la necesidad de promover el cambio hacia un modelo de trabajo en red y fluido entre todos los agentes y ámbitos involucrados en el proceso asistencial, donde la labor de los profesionales sanitarios debe ser reconocida y valorada, dotándoles de la formación y recursos necesarios. Sin olvidar la necesidad de hacer más partícipe a la ciudadanía en el control de su salud y también en el propio sistema.

Además, se deberá asegurar la integración e interoperabilidad de la información en el sistema sanitario. Un sistema en el que hay que proteger y garantizar los derechos del individuo, así como establecer todas las medidas que garanticen un sistema sanitario de calidad sostenible en el tiempo.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede interesarte

Inbox

Cualquier persona que vaya a realizar un viaje a un país en el que existen riesgos para su salud puede acudir a este servicio,...

Inbox

Investigadores de CNIC han caracterizado en detalle los procesos por el que un fármaco común en cáncer, las antraciclinas, causan toxicidad cardiaca

Inbox

Los facultativos han acercado a los jóvenes a la situación actual del problema del suicidio, les han explicado qué sentimientos de malestar pueden experimentar...

Inbox

La unión de ribavirina y remdesivir consigue eliminar de forma rápida el virus, al inducir un exceso de mutaciones en su genoma que le...

Inbox

El curso se enmarca en el convenio de colaboración recientemente firmado entre ambas instituciones para el desarrollo conjunto de las actuaciones necesarias para mejorar...

Inbox

Con un enfoque multidisciplinar, la nueva unidad de Heridas Complejas y Estomaterapia combina lo último en tecnología médica con la experiencia de profesionales altamente...

Inbox

La marca certifica el compromiso con la excelencia de las empresas e instituciones que apuestan por la innovación, la mejora constante y la contribución...

Inbox

El abordaje de la hipertrofia benigna de próstata puede implicar tratamiento farmacológico e intervención quirúrgica, además de los cambios en el estilo de vida...