Japón ha confirmado ya que ha creado un anticuerpo que puede eliminar el Covid-19 mientras EEUU pasa a segunda fase en las pruebas de una vacuna. Los avances en los estudios para encontrar una cura son notables.

Publicidad

Con más de 150 estudios en todo el mundo puestos en marcha, la carrera por encontrar un tratamiento o vacuna contra el Covid-19 se ha disparado. Casi cada día, alguna empresa, laboratorio o universidad anuncia avances al respecto. El último llega desde Japón, que afirma haber encontrado un anticuerpo para luchar contra el coronavirus.

Investigadores de la Universidad de Kitasato han descubierto que el anticuerpo VHH es capaz de neutralizar el coronavirus. Tiene el potencial de ser desarrollado así como nueva terapia y herramienta de diagnóstico, según aseguran sus descubridores.

Estos anticuerpos tienen un tamaño una décima parte al de los anticuerpos convencionales. Y es menos costoso de producir. Los investigadores de Japón de este estudio esperan que el descubrimiento conduzca a desarrollar medicamentos para tratar las infecciones por Covid-19.

La Universidad de Kitasato es una de las más prestigiosas en el campo de la investigación en japón. Y cuenta con el Nobel de Medicina de 2015, Satoshi Omura, entre sus investigadores.

Vacuna en EEUU

Mientras tanto, en EEUU han logrado pasar a una segunda fase a una vacuna contra el coronavirus. Ha sido la empresa estadounidense de biotecnología Moderna, radicaba en Cambridge (Massachusetts) la que ha anunciado este avance.

Las autoridades sanitarias les han dado luz verde para iniciar la fase dos del ensayo de una vacuna. Esto significa que se iniciará una segunda ronda de ensayos en la que participarán 600 personas.

Sería una vacuna basada en los mensajeros de ARN, que de funcionar, serían capaces de provocar que el cuerpo produzca las proteínas necesarias para luchar contra el virus.

Este tipo de vacunas serían mucho más rápidas de producir. Ya que en lugar de inyectar antígenos, se encarga de dar instrucciones al cuerpo para que él mismo los cree. «Podrían cambiar el curso de la lucha contra el Covid-19», dicen desde Moderna. El problema es que su tecnología no ha demostrado aún su fiabilidad.

Hasta la fecha, nadie ha sido capaz de fabricar una vacuna de este tipo, basada en el ARN. Sin embargo, desde hace un par de años, ya se la nombran como una de las seis innovaciones que podrían cambiar el mundo.

Además de Moderna, otras muchas empresas trabajan también en prototipos de vacunas contra el coronavirus. Una de las que más esperanza arrojan es la de la Universidad de Oxford y el Instituto Jenner. Hace unos días, vaticinaban que su vacuna podría estar lista en septiembre. 

Publicidad

Comentarios