Bernie Sanders se ha convertido ya en el candidato demócrata favorito para enfrentarse a Trump en las elecciones presidenciales. Pero, ¿quién es Sanders?

Publicidad

Después de su victoria en Nevada, Bernie Sanders se ha confirmado como el demócrata favorito para hacer frente a Trump en la carrera por llegar a la Casa Blanca. A la espera de llegar al supermartes (el 3 de marzo), cuando hasta 14 estados celebren primarias, Sanders va viento en popa a su objetivo. Aunque no goza con el apoyo de los mandos del partido, su candidatura en la gran favorita.

Ganó el voto popular en los caucus de Iowa, se impuso en las primarias de New Hampshire y ahora ha arrasado en Nevada. Ha sido el candidato más votado en todas las franjas de edad. Arrasa entre quienes tienen educación universitaria y quienes no. También entre las mujeres, los latinos y los blancos. Y tiene un gran resultado entre la población negra y los moderados de su partido.

Pese a ellos, sus rivales demócratas sigue en liza. No renuncian a superarle y esperarán al supermartes para ver las opciones reales de cada uno de ellos. Antes, llegarán las urnas a Carolina del Sur. 

Quién es Bernie Sanders

A estas alturas, aún hay muchos que no conocen a Bernie Sanders. Un político demócrata de 78 años, que se aleja mucho del habitual perfil presidencial. Sobre todo, por su edad. Y es que pocos estarían pensando en un campaña electoral tan ajetreada y dura como la de EEUU a sus años.

Senador por el estado de Vermont, nació y se crió en Nueva York. Hijo de un inmigrante judío polaco cuya familia fue asesinada en el Holocausto. Estudió en la Universidad de Nueva York y se trasladó un año después a la de Chicago, donde se interesó por la política, licenciándose precisamente en ciencias políticas. Allí se unió a la Liga Socialista de la Juventud y participó activamente en el Movimiento por los derechos civiles.

También participó en movimientos pacifistas, pidiendo ser objetor de conciencia durante la Guerra de Vietnam. Sin embargo, su solicitud fue rechazada porque superaba la edad máxima para ser reclutado.

Nada más graduarse en la universidad se casó y se compró una casa de verano en Vermont. Pero se divorció poco después sin haber tenido hijos. Gracias a su propiedad en este estado, compaginó empleos en Nueva York y Vermont. Y llegó a pasar varios meses en Israel. Tuvo un hijo en 1969 y se casó en 1988 con Jane Driscoll. Ella aportaba tres hijos al matrimonio que Sanders ha criado como propios.

Trayectoria política

Arrancó su carrera política en 1971 como miembro del Partido Unión de la Libertad. Se postuló para gobernador de Vermont en 1972 y 1976 y como candidato a senador en 1972 y 1974. Pero no logró los puestos.

Su gran oportunidad llegó en 1981, cuando ganó las elecciones para ser alcalde de Burlington. Sanders vencería tres veces más posteriormente. La ciudad se convirtió bajo su mandato en la primera de EEUU en financiar un fideicomiso comunitario para la vivienda. También llevó a cabo varios proyectos, entre ellos, revitalizar el centro de la ciudad o desarrollar la ribera del Lago Champlain. Con todo ello, logró que Burlington sea considerado como uno de los mejores lugares de EEUU para vivir. De hecho, fue elegido uno de los mejores alcaldes del país.

Tras cuatro mandatos, renunció a presentar nuevamente, dedicándose a ser profesor universitario desde entonces y comenzar su carrera hacia la Casa Blanca. Así, en 1990 fue el primer independiente elegido para la Cámara de Representantes en 40 años. Reelegido siempre con gran diferencia respecto a sus rivales, ocupó el asiento durante 16 años.

Durante su mandato votó en contra de las operaciones militares contra Irak en 1991 y 2002 y se opuso a la invasión de Irak en 2003.

En 2006 dio el salto al Senado con la campaña electoral más cara de la historia en el estado de Vermont. Fue reelegido en 2012, cuando ya se había convertido en el tercer senador más popular del país.

En 2015 se presentó a las primarias del partido demócrata, logrando financiarse solo de pequeñas donaciones individuales. Acumuló más de 26 millones de dólares en solo tres meses. Superó así el ritmo y récord de donaciones individuales de Obama en 2011. Sin embargo, finalmente fue Hillary Clinton la que se enfrentó a Trump en las presidenciales. Ahora, Sanders tiene una segunda oportunidad.

Posturas políticas

¿Qué opina Sanders de los asuntos más problemáticos y relevantes de EEUU? Repasamos su ideario.

Socialismo democrático

Sanders se describe a sí mismo como socialista democrático, progresista, admirador del modelo de los países nórdicos y defensor de la democracia liberal.

Economía

Tiene el foco puesto en ingresos, desigualdad en la distribución de la riqueza, aumento del salario mínimo, asistencia universal sanitaria, mitigar las deudas estudiantiles, establecer gratis la matrícula de universidades públicas y ampliar los beneficios de la seguridad social.

Defensor de que se otorgue a los trabajadores permisos de maternidad, se les pague el sueldo en situaciones de incapacidad por enfermedad y que puedan formar sindicatos.

Política interna

Defiende una mayor participación democrática de los ciudadanos, aboga por una reforma de la financiación de las campañas políticas, denuncia la existencia del racismo institucional, quiere medidas para combatir la brutalidad policial y reducir el número de personas en prisión, apoya la abolición de prisiones privadas y con fines de lucro así como el fin de la pena de muerte. Apoya la legalización de la marihuana, defiende los derechos LGTBI y se muestra favorable a la libre elección de aborto.

Política exterior

Defiende el que EEUU acoja a refugiados sirios, lucha contra la islamofobia y es crítico con las políticas aprobadas en la Guerra contra el terrorismo, como la vigilancia masiva de la población.

Inmigración

Sanders apoya el derecho de familias extranjeras a vivir y trabajar en EEUU, creando un plan de 6 puntos para cambiar la actual política de inmigración si es elegido.

  1. Desmantelar los programas de deportación y los centros de detención.
  2. Trabajar en una legislación que facilita a los indocumentados permanecer en EEUU.
  3. Asegurar que las fronteras respeten a las comunidades locales y sean seguras.
  4. Regular el flujo de inmigrantes modernizando el sistema de visas y reescribiendo los tratados defectuosos.
  5. Mejorar el acceso a la justicia y terminar con la criminalización de los inmigrantes.
  6. Establecer parámetros de supervisión independiente de agencias claves del Departamento de Seguridad Nacional.
Publicidad

Comentarios