Una agresión sexual salpica al candidato de Trump al Supremo, Brett Kavanaugh. La mujer denunciante asegura que hace treinta años, intentó violarla estando bebido.

Publicidad

En un momento en que Donald Trump creía tener encarrilada la confirmación de Brett Kavanaugh al Supremo, una agresión sexual salpica a éste y hace tambalear su candidatura. Con él, Trump se aseguraría la mayoría conservadora en este trascendental órgano judicial. Pero el proceso sufría un terremoto con la denuncia.

Tanto es así que un senador republicano ya ha asegurado que no votará sí en el primer paso de la confirmación de Kavanaugh. Esperará, ha dicho a “escuchar más de la mujer”. Por lo que el proceso queda en el aire.

Las acusaciones contra el candidato de Trump al Supremo saltaron a la luz la semana pasada. Aunque no ha sido hasta ahora que se ha conocido la identidad de la mujer que sufrió aquella agresión sexual.

En el instituto

Christine Blasey Ford, una psicóloga de 51 años, ha relatado a ‘The Washington Post’ la agresión sexual que sufrió a manos de Kavanaugh. La denunciante ha explicado que el hace más de treinta años, el candidato al Supremo intentó violarla.

Ambos estaban por aquel entonces en una fiesta de estudiantes de instituto en una casa en Maryland. Fue a principios de los años 80. Según Blasey, Kavanaugh y un amigo iban “muy borrachos” y la acorralaron en un cuartos. El ahora candidato al Supremo la tumbó de espaldas en una cama y la toqueteó por encima de la ropa. A la vez, presionaba su cuerpo contra el de ella e intentó quitarle el bañador y la ropa que llevaba. Cuando intentó gritar, le tapó la boca con la mano.

“Intentaba atacarme y quitarme la ropa. Pensé que podía matarme sin querer”, ha dicho Blasey en su denuncia. La mujer dice que pudo huir cuando el amigo de Kavanaugh saltó sobre ellos y los hizo caer de la cama. Fue entonces cuando pudo escapar y esconderse en un baño.

Blasey contó por primera vez esta agresión sexual en 2012 como parte de una terapia de pareja con su marido. Además, cuenta con una prueba de polígrafo superada y realizada en verano, por recomendación de su abogada.

Como era de esperar, tanto Kavanaugh como su amigo han negado lo sucedido.

Publicidad

Comentarios