La burla de Trump a Christine Blasey Ford, víctima de Kavanaugh, ha llegado de manera irónica y cuestionando en todo momento el testimonio de la mujer.

Publicidad

Con mucha ironía y burla, Donald Trump ha cuestionado el testimonio de Christine Blasey Ford, supuesta víctima del juez Brett Kavanaugh. El presidente americano no ha dudado en atacar duramente a la mujer por no recordar ciertos detalles de la noche en la que sucedieron los hechos.

“¿Cómo llegaste a casa? No recuerdo. ¿Cómo llegaste allí? No recuerdo. ¿Dónde estaba el lugar? No recuerdo. ¿Cuántos años atrás fue? No sé. No sé. No sé”, decía Trump en tono de burla. Unas frases con las que cuestionaba el testimonio de Blasey Ford ante el Senado.

“Pero tomé una cerveza. Es lo único que recuerdo. Y la vida de un hombre está hecha jirones. La vida de un hombre está destrozada”, añadía el presidente americano. Lo hizo en un mitin de campaña en Mississippi.

Trump se tomaba así a burla el testimonio de Blasey. El presidente de EEUU ha estado defendiendo a capa y espada a un Kavanaugh a quien cada vez se le complican más las cosas.

Tiempos “aterradores”

Trump ha mantenido su apoyo incondicional a Kavanaugh. Incluso tras la audiencia de la semana pasada y los testimonios de ambos.

Con todo ello, el presidente americano asegura que son tiempos “aterradores” para los jóvenes varones en EEUU.

“Son tiempos muy, muy aterradores para los jóvenes en Estados Unidos, donde uno puede ser (considerado) culpable de algo que uno puede no serlo”, decía el mandatario.

Publicidad

Comentarios