De la mano dura contra criminales al respaldo a los mercados. Las propuestas de Jair Bolsonaro para su Gobierno son muchas, aunque los tres pilares fundamentales serán la Economía, el Medio Ambiente y la Educación.

Publicidad

El ultraderechista Bolsonaro ha prometido combatir el fuego con más fuego. Entre sus propuestas para el Gobierno que formará tras ganar las elecciones presidenciales, está el reforzar el poder de las Fuerzas Armadas. También proteger legalmente tanto a los policías que maten a criminales estando de servicio como a los dueños de las propiedades que se vean allanadas y asesinen a los invasores.

Mano dura contra los criminales es lo que proclama un Bolsonaro que además quiere reducir la edad para entrar en la cárcel. Actualmente está estipulada en 18 años, aunque quiere rebajarlo a 16 ó 17. Incluso, planteó la posibilidad de que pudiera ser a partir de los 12 años, pero el Congreso lo rechazó. También quiere tipificar como terrorismo las protestas de sindicatos de trabajadores agrarios sin tierra sin son en terrenos privados.

Economía, Medio Ambiente y Educación

La Economía, el Medio Ambiente y la Educación serán tres pilares fundamentales de su Gobierno.

Uno de sus principales objetivos es acabar con el déficit para su segundo año de Gobierno. Bolsonaro pretende dejar la inflación en un 4,5%, como máximo. Una cifra que recomienda el Banco Central Brasileño.

También planea “privatizar aceleradamente”, aunque no está claro cuáles de las 141 estatales piensa cerrar o poner en venta. Tampoco si mantendrá el veto a China como comprador. El dinero que sacaría privatizando pagaría un nuevo sistema de pensiones. Con ello podría mantener su promesa de bajar la edad de jubilación a los 61 años para hombres y los 56 para mujeres.

En cuanto al Medio Ambiente, Bolsonaro ha incluido como propuesta abandonar el Acuerdo de París contra el cambio climático. Aunque ahora parece en el aire por la preocupación del sector agrícola.

Por último, quiere militarizar la Educación y nombrar a un general como ministro en este área. También incluye crear un colegio militar en todas las capitales de Estado y modificar los planes de estudios. El objetivo, dice, es “atender la economía y formar a buenos profesionales”. Y quiere prohibir la enseñanza de ideas progresistas como la igualdad sexual, de género y raza y el feminismo.

Publicidad

Comentarios