Que la implicación y participación del paciente en su proceso de salud influye positivamente en el mismo, y que la información y la comunicación son herramientas eficaces para conseguirlo es algo que ya pocos dudan.

Publicidad

El último ejemplo de ello en el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, integrado en la red sanitaria pública de la Comunidad de Madrid, lo arrojan los datos en estancia media, resultados y satisfacción de los pacientes programados para intervención de prótesis de rodilla por protocolo fast track que han asistido a las reuniones informativas previas a la intervención que el centro organiza cada mes desde hace ya año y medio.

Y es que las conclusiones hablan por sí solas: disminución de la estancia media, menos dolor postoperatorio, más seguridad al alta hospitalaria, aumento de la satisfacción del paciente y mayor participación activa de éste y su familia, tal y como explican el Dr. Alonso Bau, especialista del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del hospital; Álvaro Recio, fisioterapeuta del Servicio de Rehabilitación; y Sonia Santa Escolástica, enfermera supervisora de Hospitalización de Traumatología, donde se implantó el proyecto en noviembre de 2017.

El proceso de fast track consiste en la movilización precoz del paciente operado de prótesis de rodilla -a quien se ha sustituido una articulación lesionada o artrósica por una articulación artificial denominada prótesis-, asociada a la administración de una menor dosis de anestesia y cantidad de medicación para el dolor tras la cirugía. Esta estrategia, para la que es fundamental la colaboración multidisciplinar de traumatólogos, anestesistas, fisioterapeutas y enfermeros, reduce las complicaciones de la intervención y agiliza la recuperación de los pacientes.

Sin embargo, debido a muchos factores, entre otros el miedo a encontrarse mal en el domicilio o la propia inercia en las pautas de recuperación de esta intervención, hacían que ello no fuera acompañado de un alta hospitalaria más temprana. Algo que sí se ha conseguido con las sesiones informativas previas realizadas en el Rey Juan Carlos, que “involucran al paciente en su proceso de rehabilitación, cambiando la idea de que viene a ‘padecer’ por la de que viene a ‘participar’ en el mismo”, explica el Dr. Bau.

Video informativo, visita guiada virtual y respuesta a dudas

Estas consisten en una reunión mensual con la participación de los citados tres especialistas en la que se visiona un video informativo preoperatorio, donde se explica todo el proceso de la mano de un paciente, se realiza una visita guiada virtual del mismo, desde la llamada de Admisión cuando se programa el día de la intervención hasta el alta a domicilio, y se solventan todas las dudas en tiempo real. Unos encuentros por los que ya han pasado más de 200 pacientes operados de prótesis de rodilla desde la puesta en marcha de los mismos y cuyo estudio descriptivo y retrospectivo han confirmado su eficacia.

Así, “la estancia media tras esta intervención ha disminuido en dos jornadas tras la implantación de las sesiones”, yéndose de alta a los 3,3 días de media tras la operación los pacientes asistentes a las mismas, señala Santa Escolástica. En cuanto al dolor, apunta Recio, uno de los motivos tradicionalmente más frecuentes para demorar el alta, “al explicarles en la sesión cómo será el proceso, hacen las cosas correctamente, con su correspondiente mejora en este sentido”. “Por ejemplo, un paciente que se mueve y colabora tiene mucho menos dolor que uno que no se mueve”, incide.

Y como consecuencia de todo ello, el estudio del periodo transcurrido desde la puesta en marcha del proyecto evidencia una mejora en la satisfacción de los pacientes, como demuestra el aumento de más de 13 puntos, del 73,33 por ciento al 86,76 por ciento actual en el NPS (Net Promoter Score), herramienta que mide la predisposición de los pacientes para recomendar el hospital a otras personas tras haber sido atendidos en este.

A la luz de estos resultados, los especialistas consideran que la reducción de la estancia media, además de disminuir la probabilidad de infecciones, demuestra que se ha promovido la participación activa de los pacientes y sus familias desde el preoperatorio hasta el alta como elemento clave de una modalidad multidisciplinar de asistencia que implica una organización centrada en el paciente. Además, destacan que la atención personalizada durante todo el proceso es parte de la explicación del aumento de la satisfacción de los pacientes.

Publicidad

Comentarios