Anna Tarrés, la exseleccionadora de natación sincronizada, es el nuevo fichaje de Puigdemont. La encargada de aupar a España en la piscina será ahora la número 14 en la lista de Barcelona para el 21D.

Publicidad

Hace unos años, Anna Tarrés escuchaba el himno español y se emocionaba con las victorias de las chicas de natación sincronizada, a las que ella seleccionaba para España. Ahora, es una de las personas del mundo del deporte más viscerales con el tema de la independencia, lo que le ha llevado a convertirse en uno de los fichajes de Puigdemont para su Junts Per Catalunya, marca bajo la que se presentará a las elecciones el 21D.

En concreto, y tal como puede verse en la lista que ha hecho oficial Puigdemont en su cuenta de Twitter, Anna Tarrés irá en el puesto número 14 en la candidatura por Barcelona, lo que puede hacerle llegar al Parlamento catalán.

De hecho, se trata de un número muy bajo, lo que aumenta las posibilidades de que Anna Tarrés salga elegida y pueda tener su sitio en el Parlamento catalán.

Desde que saliera de la Federación Española tras Londress 2012, Anna Tarrés no ha dudado en hacer campaña por el independentismo, protagonizando varios vídeos en apoyo a la secesión y lanzando declaraciones que no han sentado nada bien en el mundo del deporte entre aquellos que sí se sienten catalanes y españoles. De hecho, hace sólo un par de meses, Tarrés volvía a levantar una gran polvareda al asegurar que “los catalanes nos sentimos cornudos y apaleados. ¿Qué hemos hecho para merecer esto de España? Estamos asfixiados a nivel fiscal y económico. En mi casa siempre hemos visto Cataluña como la nación que perdimos hace 300 años”.

Tras su salida nada amistosa como seleccionadora de natación sincronizada, -acusada por varias de las chicas de usar métodos totalmente abusivos en sus entrenamientos-, Anna Tarrés aseguró ya que no sentía nada cuando escuchaba el himno español tras alguno de los éxitos de la selección que ella misma dirigía. “Que sonase el himno significaba que habíamos conseguido nuestro objetivo pero no se me encogía el corazón de ninguna manera. Me sentí parte de un estructura muy potente nacida en Cataluña de la que se aprovechó el gobierno español”, aseguró.

Publicidad

Comentarios