El grupo terrorista DAESH -autodenominado Estado Islámico- ha amenazado con atentar en el Mundial de Rusia del próximo verano con una imagen del futbolista argentino Leo Messi ensagrentado.

Publicidad

Así lo asegura el portal especializado en monitoreo de actividades extremistas SITE. En la imagen aparece la estrella del Barça vestido de presidiario, encarcelado y con el ojo izquierdo manchado de sangre.

Asimismo, DAESH habría difundido también una segunda imagen de un soldado del Estado Islámico armado con un AK-47 y explosivos contemplando desde lejos el Estadio Luzhniki de Moscú, sede principal de la cita mundialista.

Rusia jugará contra Argentina el próximo 11 de noviembre para reinaugurar el Estadio Olímpico Luzhniki. que albergará además la final del Mundial. Dicho estadio, inaugurado en 1956, ha visto ampliada su capacidad de 78.000 a 81.000 espectadores. Acogerá también el partido inaugural, cuatro partidos de la fase de grupos, uno de octavos de final y una semifinal.

Publicidad

Comentarios