Estados Unidos aún se encuentra conmocionada por la mayor matanza a tiros de su historia, el ataque protagonizado por Stephen Craig Paddock en Las Vegas a la salida de un concierto.

Publicidad

El atacante, estadounidense de de 64 años, disparó indiscriminadamente un fusil de asalto contra la multitud que asistía a un concierto de música country en la explanada situada frente al Mandala Bay Casino. Lo hizo desde la habitación de su hotel, situada en el piso 32. El atentado ha dejado al menos 59 muertos y más de 500 heridos.

La sorpresa llegó en la tarde de ayer, cuando DAESH (autodenominado Estado Islámico) irrumpió vía comunicado para reivindicar el ataque. Lo hizo en el portal de información terrorista SITE, según una información difundida por la agencia de noticias Amaq. El grupo terrorista se refería a Paddock como un “soldado” de su organización convertido al islam “los últimos meses”.

Este intento de atribuirse la autoría recibió la respuesta formal poco después del FBI, que descartó cualquier vínculo de ningún grupo terrorista. “No existe ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido”, señaló un portavoz.

Pese al terrible suceso, muchos usuarios de Twitter han hecho bromas ante el hecho de que DAESH se adjudique este atentado:

Publicidad

Comentarios