Pedro Sánchez estrena nueva web este sábado y ha querido anunciarlo a bombo y platillo en Twitter. Con un vídeo en el que explica para qué, por qué y cómo es su nuevo espacio en Internet, revela el proyecto. Sin embargo, las respuestas no han sido sin duda como esperaba.

Publicidad

Un aluvión de críticas y reveses a cuenta de lo que dice en el vídeo han llenado su tuit de comentarios. Muchos recriminan a Sánchez que se preocupe de la web pero no de los problemas de los españoles. Otros aprovechan para pedirle que si tanto escucha haga una moción de censura a Rajoy. Algunos juegan con la ironía. Y también hay quien, como no podía ser de otra manera, alaba al secretario general de su partido.

Ha sido el propio Pedro Sánchez el que ha anunciado el estreno de su web este sábado. En un vídeo de casi dos minutos, el secretario general del PSOE adelantaba cómo es este nuevo espacio.

Sánchez asegura que su nueva página web es un nuevo canal “en el que dirigirme a diario a vosotros y, sobre todo, escucharos”. Es el objetivo, dice, de la nueva etapa que con él empezó el PSOE, que “estará muy presente también en esta página web”.

El secretario socialista explica que la principal diferencia con la antigua web es que ahora pretenden “que tengáis conocimiento global y acceso directo a toda mi actividad diaria”. “De mi agenda, de mis entrevistas, un blog personal, también mis redes sociales y un espacio de participación”, dice Sánchez, que insiste en la apertura del PSOE a los ciudadanos.

Mientras se muestran imágenes de la nueva web, Sánchez explica que están llevando a cabo asambleas abiertas en las que les trasladan muchas dudas y sugerencias. “Ahora”, dice, “estamos centrados en las pensiones (…) y en resolver el déficit que ha dejado el Gobierno de España”.

“Hay que estar en la calle y escuchar a la ciudadanía”, dice Pedro Sánchez antes de dar la dirección de la web e invitar a todo el que le esté viendo a entrar en ella y participar.

Críticas en Twitter

El vídeo, en apenas media hora, superaba ya las 3.300 reproducciones. Sin embargo, entre el casi centenar de comentarios, pocas alabanzas. Pedro Sánchez veía cómo la respuesta que daban los ciudadanos no era, ni de lejos, la que seguramente esperaba.

Algunos le pedían con sorna que no se acercara a los ciudadanos. Otros le decían que si quería hacerlo, lo hiciera con una moción de censura y que no traicionara a los trabajadores. Había quien le acusaba de engañar y quien le recordaba que se presentó a la secretaría del PSOE y a las elecciones para sacar a Rajoy del Gobierno.

Publicidad

Comentarios